publicidad
Esta será la última temporada de Jeter.

Derek Jeter iniciará su última temporada con Yankees

Derek Jeter iniciará su última temporada con Yankees

Derek Jeter está listo para comenzar lo que será su última temporada en las Grandes Ligas y lo hará en tierras texanas.

Esta será la última temporada de Jeter.
Esta será la última temporada de Jeter.

El veterano campocorto Derek Jeter está listo para comenzar lo que será su última temporada en las Grandes Ligas y lo hará en tierras tejanas, en Houston, donde puedo haber llegado a jugar en lugar de hacerlo con los Yanquis de Nueva York.

La realidad es que Jeter, en estos momentos, cuando se encuentra en la recta final de su brillante carrera de 20 años, no piensa mucho en lo que pudo haber sido si hubiese jugado con otro equipo, como el de los Astros, que tuvieron la posibilidad de contratarlo.

Los Astros eran dueños de la primera selección del sorteo de 1992 y observaron a Jeter cuando éste era torpedero a nivel de la escuela secundaria en Kalamazoo (Michigan).

Sin embargo, los directivos decidieron irse por el jugador de cuadro universitario Phil Nevin en la primera ronda.

publicidad

Otros cuatro equipos optaron por no elegir en la primera ronda a Jeter, que llegó a los Yanquis con la sexta selección del sorteo general.

Ninguno de los otros jugadores elegidos antes de Jeter como fueron Paul Shuey (Cleveland), B.J. Wallace (Montreal), Jeffrey Hammonds (Baltimore) y Chad Mottola (Cincinnati) disfrutaría de los éxitos del "Capitán" de los Yanquis.

"Fui afortunado al ser seleccionado por el equipo con el que quería estar, del que fui fanático en mi niñez", declaró Jeter en el Minute Maid Park, donde los Yanquis jugarán su primera serie del 2014 contra los Astros. "En realidad nunca me he permitido pensar en lo que pudo haber sido diferente".

Jeter, de 39 años, reconoce que el sorteo es como una lotería en la puede deparar todo tipo de elementos inesperados.

"Entiendo que el sorteo es como una lotería", comentó Jeter. "Ni siquiera estaba consciente de que los Yanquis tenían la sexta selección y por lo tanto creo que las cosas salieron como tenían que salir".

Pero los hechos reales es que el seguidor de talentos de los Astros, el inmortal miembro del Salón de la Fama, Hal Newhouser, exhortó a la gerencia de Houston a elegir a Jeter con la primera selección.

Newhouser había observado al campocorto durante dos años. Cuando se le ignoró sus consejos, Newhouser renunció y puso fin a una carrera de más de 50 años en el béisbol profesional.

publicidad

Los Astros tienen previsto homenajear a Jeter el miércoles con una ceremonia antes del partido y un regalo especial.

Dicha ceremonia contará con varias imágenes en vídeo de la carrera de Jeter, además de la presencia de los excompañeros de Jeter, Andy Pettitte y Roger Clemens.

"Él es el último de los Core Four (Núcleo de los Cuatro-Jeter, Pettitte, el boricua Jorge Posada y el panameño Mariano Rivera) que subieron y realmente significaron mucho para esta organización", comentó el piloto de los Yanquis, Joe Girardi.

El manejador de los Yanquis, que también fue compañero en el campo de juego dijo que había sido una experiencia única.

"He disfrutado estar cerca de esa realidad deportiva, ver la forma en que (Jeter) hace las cosas, cómo juega, lo que hace fuera del terreno y la clase de compañero que es", subrayó Girardi.

Por su parte, Jeter afirmó que espera hoy, en Houston, los mismos nervios de siempre con un Día Inaugural y que se siente agradecido que sus momentos destacados hayan sido con el uniforme de los Yanquis, con quienes ha asegurado un puesto en el Salón de la Fama.

"Para mí, siempre fue un sueño jugar con los Yanquis", reiteró Jeter. "He sido afortunado de poder hacerlo durante toda mi carrera. Ni siquiera he pensado lo que pudo haber pasado (en otro equipo), pero como es lógico me siento agradecido por la manera como me han tratado en todos los campos y especialmente cada vez que he estado en Houston".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad