publicidad
Guillermo Rigondeaux confía en su experiencia amateur para reinar con solidez en el profesional.

Mirando la jugada: El Chacal Rigondeaux cumplió su palabra

Mirando la jugada: El Chacal Rigondeaux cumplió su palabra

Guillermo Rigondeaux se ganó mucho respeto, venciendo y convenciendo ante, Nonito Donaire, dueño y señor de las 122 libras.

Guillermo Rigondeaux confía en su experiencia amateur para reinar con so...
Guillermo Rigondeaux confía en su experiencia amateur para reinar con solidez en el profesional.

Por José L Nápoles

Guillermo Rigondeaux se ganó mucho respeto, venciendo y convenciendo ante Nonito Donaire, dueño y señor de las 122 libras. El Filipino había “ninguneado” al cubano, tildándolo de amateur, aburrido y con poca experiencia.

Pero “Rigo”, con 2 títulos olímpicos y varias coronas mundiales, le hizo pagar bien caro, y le dio una lección de boxeo en el Radio City Music Hall de New York, ganando de  forma unánime.

Preocupante ha sido escuchar comentarios que ponían en duda el futuro de Rigondeaux, diciendo que se dedicó a evitar el intercambio, cuando el que no pudo intercambiar fue Nonito, superado en toda la línea, terminando el combate con su rostro castigado por muchos golpes ante un rival que no pierde desde el 2003, quien da más.

publicidad

Sabemos que las promotoras solo quieren ver a “fajadores locos” que se golpean constantemente sin esquivas, desplazamientos o un alto nivel técnico. Pero el boxeo es otra cosa, y el “Chacal” Rigondeaux se está abriendo camino a base de buen boxeo y sin escoger a sus oponentes, como hacen otros.   

A mí también me gusta la pelea de campana a campana, pero cuando el público protesta, lo hace con la pelea y los dos boxeadores, no con uno solo. Y el que estaba perdiendo esa noche era el señor Sin Aire, digo, Donaire.  Lo que pasa es que siempre que lo intentó recibió un golpe y a él tampoco le gustan, sobre todo cuando es evidente que el rival es de nivel. He visto a Donaire contra otros, y en esas noches no se cuidaba tanto. Dejemos entonces de pedirle a Rigondeaux, porque él, en definitiva, fue el ganador.

Es posible que más adelante (como me dijo personalmente) pretenda complacer al público, pero esa noche del 14 de Abril no debió hacerlo, porque su prioridad era ganar y unificar el título, algo que logró impartiendo una verdadera cátedra de gran boxeo.

A Floyd Mayweather no se lo critican porque es muy famoso, pero muchas veces he visto al “Money” limitarse a ripostar, defenderse y pegar, cuando se puede. Lo demás es no querer aceptar que el cubano es el # 1 de las 122 libras.

El espera por el próximo que quiere subir a medirse contra él, porque odia estar sin pelear o que alguen lo acuse de que temerle o evitarlo. Bastante difícil le resultó pelear de tu a tu contra el que era rey de la división, y ha dicho reiteradamente no quisiera que otros sufran de la indiferencia que él tuvo que enfrentar.

publicidad

“Estoy listo para el que venga, ni subo ni bajo de las 122 libras, aquí soy el mejor de todos y el que quiera ponerlo en duda que suba contra mi”.

Comparte tus comentarios abajo

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad