publicidad
Diego Costa jugó un partidazo e hizo el gol del triunfo del Atlético.

Mirando La Jugada: ¿DIEGO, Español a toda Costa?

Mirando La Jugada: ¿DIEGO, Español a toda Costa?

El mundial de Brasil nos llegará en vivo por nuestra cadena Univisión, y en lugar de las “Bubuzelas” se escucharán tambores con samba y lambada.

Diego Costa jugó un partidazo e hizo el gol del triunfo del Atlético.
Diego Costa jugó un partidazo e hizo el gol del triunfo del Atlético.

por José Luis Nápoles

El mundial de Brasil nos llegará en vivo por nuestra cadena Univisión, y en lugar de las “Bubuzelas” se escucharán tambores con samba y lambada, combinado con el futbol en paisaje único del Gigante Sudamericano.

También escucharemos a los fanáticos gritando sus goles en diferentes idiomas,  pero el equipo de casa vivirá como nunca la ilusión de ganar un mundial a domicilio, ya que en 1950 se les escapó, cuando lo arrebataron los aguerridos Uruguayos de Obdulio Varela.

Esta vez la amenaza viene de diferentes partes, con Argentina, Alemania y España como principales rivales.

Y con España, una rivalidad que cobra fuerza, a raíz de la final en la Copa Confederaciones, ganada brillantemente por Brasil 3-0.

publicidad

Pero España se ha reforzado; intenta ser más efectiva y especular menos. Para colmo, el delantero brasileño, Diego Costa jugará con los ibéricos, entre otras cosas, por la falta de visión del técnico Auriverde, Luis Felipe Scolari.

Diego Costa no había sido convocado con Brasil a partidos oficiales, aunque sí a dos juegos amistosos.

Conocedor de que la competencia será más dura en la delantera de Brasil, el atacante del Atlético de Madrid ha elegido jugar por España, una decisión que algunos catalogan de valiente.

Valiente fue Lionel Messi, que enfrentó la presión de los españoles y dejó muy claro que quería jugar con su Argentina natal. Lo de Costa no es valor, ha sido mala estrategia, comparando la “poca” presión que sobre él ejercerán semanas en Brasil, en lugar de estos meses en Madrid.

Pero quizás sea lo peor que deseen los jugadores de la “Roja”, que se verán envueltos en demasiada distracción, para ni hablar de Diego Costa. Leerá mensajes de todo tipo en Portugués y Español, escuchando cánticos nada amistosos.

Personalmente creo que Costa se ha equivocado….Completamente.

España tampoco lo había convocado antes. Ambos países únicamente mostraron interés luego de la gran temporada que el jugador va teniendo en la liga Española.

¿Cómo justificarse diciendo que Brasil no tenía intenciones con él?

publicidad

Renunciar a jugar con la camiseta más sagrada en la historia del futbol, en un mundial que será justamente en Brasil, marcará de por vida la carrera de Diego Costa.

Pudiera tener un gran mundial y hasta ganarlo con España. Puede pasar. ¿La pregunta es cuánta fidelidad le tendría esta España (que presume de haberlo formado) si su rendimiento comienza a decaer? 

El talento sudamericano es el que engrandece estas ligas de Europa, un destino obligado por cuestiones económicas, y por ende,  profesionales.

¿Por qué España no convierte en estrellas a sus talentos locales?

Los jugadores de esta parte del Atlántico no reciben “oportunidades” por compasión o generosidad de las ligas Europeas.

Los contratan porque son lo que más vale y brilla y sin ellos sus ligas no serían lo mismo. Nacionalizarlos es sacarle doble provecho, poniéndolos a defender otra bandera y a entonar un himno que ni siquiera se saben.

Ni Brasil, Argentina o Uruguay nacionalizan jugadores para completar sus nóminas. Acá las victorias son autenticas y 100 por ciento con producto nacional. 

España quería a Messi, convencieron a Marcos Senna, y en Portugal, Francia, Alemania, Italia sobran ejemplos de jugadores y apellidos que nada tienen que ver con el de sus nuevos compañeros de equipo.

¿Con cuánta desventaja parte Sudamérica que vive reforzando otras ligas y al parecer a las selecciones nacionales de la poderosa Europa?

publicidad

Ganar a toda costa pudiera ser la peor de las movidas para España, que ahora tendrá más rivales que antes, a la hora de soñar con ganar en Brasil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad