publicidad
(AP-NFL).

Adrian Peterson recibe una segunda acusación por maltrato infantil

Adrian Peterson recibe una segunda acusación por maltrato infantil

Cuando aún no habían desaparecido las reacciones sobre la primera acusación, volvió a surgir una segunda por maltrato infantil contra Adrian Peterson.

(AP-NFL).
(AP-NFL).

HOUSTON - El corredor estelar de los Minnesota Vikings, Adrian Peterson, volvió a ser el centro de atención de la actividad deportiva tanto dentro como fuera del campo.

Peterson recibió primero la buena noticia que tenía vía libre por parte de los Vikings para que volviese a entrenar y jugar el próximo domingo después que el pasado no pudo hacerlo al ser acusado y detenido en Texas por presunto maltrato físico a un hijo menor.

Cuando todavía no habían desaparecido las reacciones sobre la primera acusación, volvió a surgir a la luz pública una segunda por maltrato infantil.

De acuerdo a un informe del Canal 11 de televisión KHOU-TV, de Houston, Peterson también había sido acusado en un incidente separado que involucra a otro hijo suyo de 4 años de edad.

publicidad

El Canal 11 de televisión, una afiliada de la cadena nacional CBS, cita mensajes de texto que supuestamente incluyen la foto de un menor con una herida en la cabeza cubierta por vendajes.

El pasado viernes, el corredor estelar de los Vikings, un nativo de Texas, fue acusado formalmente por un gran jurado de cargos de lesiones a un menor resultantes de negligencia.

Peterson, que pidió disculpas en un comunicado este lunes por "el dolor que le he ocasionado a mi hijo", también señaló que testificará en la corte en el sentido de que no tuvo la intención de lesionar a su hijo, afirmando que "sin duda, no soy un abusador de menores".

La misma fuente informó que la madre del niño de 4 años de edad --una madre diferente a la del niño por el cual enfrenta cargos de abuso infantil-- presentó una denuncia ante la oficina de los Servicios de Protección al Menor, pero no se levantaron cargos criminales.

El abogado de Peterson, el prestigioso Rusty Hardin, dijo en un comunicado que la acusación tiene más de un año, y que "las autoridades no actuaron".

Además, Hardin destacó en su comunicado a los medios informativos que las acciones no fueron como se presentaron en la denuncia de la persona que lo hizo.

"Un testigo adulto insistió en que Adrian (Peterson) no hizo nada inapropiado con su hijo", reveló Hardin en el comunicado a los medios.

publicidad

De acuerdo al informe presentado por el Canal 11 de televisión, Peterson admite en los mensajes de texto que corregía a su hijo por insultar a uno de sus hermanos, aunque no especifica cómo pudo haber hecho daño al menor.

Cuando se le preguntó al padre de Adrian Peterson, Nelson, éste dijo que "no he visto esa denuncia. No he escuchado ningún tipo de alegato en ese sentido".

Peterson ha enfrentado serias críticas por el uso de su llamada "switch" (una rama de árbol despojada de las hojas) para castigar a su otro hijo.

Pero el corredor manifestó en su comunicado que "jamás imaginó estar en una posición donde el mundo me juzga por mis habilidades como padre o me llama abusador de menores por la disciplina que administro a mi hijo".

Los Vikings dieron de baja a Peterson para el duelo del pasado domingo ante los Patriots de Nueva Inglaterra, partido que perdieron por 7-30.

Pero anunciaron en un comunicado este lunes que Peterson jugaría en contra de los Saints de Nueva Orleans el próximo domingo, y añadieron que esperarán a que se desarrolle todo el proceso legal antes de decidir sobre acciones futuras.

El único comentario de la NFL en el asunto llegó el sábado, cuando el portavoz Brian McCarthy indicó que la liga revisará el caso de Peterson bajo "la política de conducta personal de la NFL".

publicidad

Peterson tiene programado ofrecer su declaración en una audiencia del 8 de octubre en Conroe, Texas, por el proceso que enfrenta y de ser encontrado culpable podría recibir una sentencia de hasta dos años en prisión y una multa de 10.000 dólares.

Mientras que los Vikings también recibieron la mala noticia que la cadena de hoteles Raddison, que era uno de sus patrocinadores, decidió retirarle su apoyo, temporalmente, mientras se clarifica todo el caos que se ha generado con las denuncias.

"Nos tomamos muy en serio todo lo relacionado con la protección de los niños", declaró la compañía en su comunicado oficial. "Seguiremos de cerca como evoluciona todo el proceso legal y evaluaremos todos los hechos y circunstancias".

Antes que se diesen las acusaciones contra Peterson, la NFL también estaba envuelta en la caso de violencia doméstica que le costó, a otro corredor estelar Ray Rice, ser despedido por los Ravens de Baltimore y la liga lo suspendió de forma indefinida tras ser dado a conocer un vídeo en el que golpea y deja nócaut a su novia, ahora su actual esposa, en un ascensor de Atlantic City.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad