publicidad
Cameron Wake fue el factor más importante en la victoria de los Dolphins sobre unos talentosos Bengals (AP-NFL).

Una gran noche de Cameron Wake salvó a los Miami Dolphins

Una gran noche de Cameron Wake salvó a los Miami Dolphins

La increíble actuación de Cameron Wake terminó por hacer toda la diferencia para que los Miami Dolphins pudieran conseguir esta importante victoria.

Cameron Wake fue el factor más importante en la victoria de los Dolphins...
Cameron Wake fue el factor más importante en la victoria de los Dolphins sobre unos talentosos Bengals (AP-NFL).

A veces el fútbol no es tan complicado. A veces todo se reduce a cuál equipo tiene al mejor jugador en el campo. En la noche de Halloween, el ala defensiva de los Miami Dolphins fue ese jugador.

Miami consiguió una victoria que estabilizó su temporada en contra de los Cincinnati Bengals el jueves por marcador de 22-20 después de que Cameron Wake consiguió el tercer safety en tiempo extra en la historia de la NFL. Después de una semana de alocados finales en la Serie Mundial, parecía apropiado que el fútbol respondiera con algo espectacular.

La jugada no pudo haber llegado en mejor momento. Tras haber comenzado 3-0, la temporada de los Dolphins parecía estar en caída libre. Ya habían desperdiciado una ventaja 17-3 por segunda semana consecutiva. Frente a un estadio con una asistencia de 50 por ciento, en un juego celebrado muy tarde por la noche, los Dolphins tenían el balón mientras estaba perdiendo por tres puntos con 1:18 por jugar en tiempo regular. Mirando una racha de cinco juegos sin victoria, los Dolphins necesitaban desesperadamente que sus jugadores insignia tomaran el protagonismo que deben de tener.

publicidad

Ryan Tannehill lanzó uno de los pases más hermosos que vas a ver a Brian Hartline. El inconstante pateador novato Caleb Sturgis consiguió un gol de campo decisivo para forzar el tiempo extra. Y Wake terminó el juego con un safety un la cuarta posesión del tiempo extra. Los Dolphins están vivos con 4-4.

Reducir el impacto de Wake solo a la jugada de la victoria es injusto. Wake consiguió tres capturas y dos tackleadas para pérdida de yardas. También forzó a Andy Dalton a deshacerse del balón muy rápido en una tercera oportunidad durante el tiempo extra, obligando a los Bengals a despejar. Los Dolphins sufrieron para acomodarse en el campo toda la noche; las grandes jugadas de Wake salvaron a una cansada defensiva.

Estaban sucediendo demasiadas cosas en el juego, desde la aparente lesión de ACL del tackle defensivo de los Bengals Geno Atkins, hasta la impresionante actuación de Giovani Bernard, el primer juego de 100 yardas de Lamar Miller por tierra, hasta un puñado de decisiones cuestionables.

Al final, el equipo desesperado ganó. Tras una tormentosa semana que incluyó un citatorio del gran jurado, la crisis emocional del tackle ofensivo Jonathan Martin, y las quejas internas, los Dolphins parecían estar al borde del colapso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad