publicidad
Toda la atención sobre Richie Incognito ha tenido efectos serios en su salud (AP-NFL).

Richie Incognito aceptó ayuda profesional tras crisis nerviosa

Richie Incognito aceptó ayuda profesional tras crisis nerviosa

Tras el escándalo de hostigamiento en Dolphins y el reporte Wells, Richie Incognito recurrió a ayuda profesional para lidiar con su estrés.

Toda la atención sobre Richie Incognito ha tenido efectos serios en su s...
Toda la atención sobre Richie Incognito ha tenido efectos serios en su salud (AP-NFL).

Cuando el ex guardia de los Miami Dolphins tomó un bat de beisbol y se dirigió al frente de su Ferrari, prueba de lo cual terminó en el sitio TMZ en la forma de tres fotografías, fue la primera indicación de problemas personales crecientes frente al público general.

Para los más cercanos a Incognito, sin embargo, se trató más de una señal de las presiones y el estrés que lo han empujado hacia el tipo de comportamiento extraño incluso para quienes convivieron con él durante su paso por Miami.

El comportamiento errático culminó con intentos recientes de la NFL Players Association y la NFL de ayudar a Incognito con sus asuntos mentales, de acuerdo a múltiples fuentes cercanas a Incognito. El jugador actualmente está recibiendo ayuda profesional en una institución en Arizona.

publicidad

Fuentes cercanas a Incognito han dicho que creen que el periodo relativamente largo entre los alegatos originales de Jonathan Martin y la publicación del reporte de Ted Wells comenzaron a pesarle a Incognito, pero no fue sino hasta la publicación del reporte que su estrés comenzó a acumulares hasta los niveles que hicieron que su gente más cercana se preocupara.

Incognito pasó varias semanas en hoteles de Hawaii y Los Angeles, conforme distintos grupos intentaban intervenir, antes de que llegara a Arizona (donde tiene su casa de receso de temporada).

Luego de intentos fallidos de realizar una intervención en Los Angeles, fue en Arizona donde Incognito fue admitido para ser tratado, y actualmente aún se encuentra ahí.

Desde que se publicó el reporte Wells, Incognito estuvo batallando para entender y aceptar los alegatos de hostigamiento en su contra, al tiempo que también tuvo problemas con la enorme cantidad de atención que recibió la atención.

Durante múltiples llamadas telefónicas con Incognito en semanas recientes, el veterano en muchas ocasiones se remitió al mismo sentimiento: “Solo quiero jugar futbol americano. Soy un jugador de futbol americano”.

Esta no es la primera vez en que Incognito ha lidiado con problemas de salud mental. Durante una larga entrevista con NFL.com en 2013, el jugador habló de un proceso de rehabilitación anterior que terminaron por permitirle revitalizar su carrera.

publicidad

A través del uso de un antidepresivo llamado Paxil, así como tratamiento psiquiátrico continuo, Incognito fue capaz de revivir su carrera hasta el punto de ir al Pro Bowl por los Dolphins tras la temporada 2012.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad