publicidad
Mike Wallace habría dejado aún más dinero por un clima cálido (AP-NFL).

Mike Wallace rechazó más dinero de Vikings por ir a Dolphins

Mike Wallace rechazó más dinero de Vikings por ir a Dolphins

De acuerdo al padre de Mike Wallace, el receptor rechazó un contrato aún mayor con los Vikings para ir a los Miami Dolphins.

Mike Wallace habría dejado aún más dinero por un clima cálido (AP-NFL).
Mike Wallace habría dejado aún más dinero por un clima cálido (AP-NFL).

Los Miami Dolphins le dieron a Mike Wallace el contrato más grande de los agentes libres de este año, que le valió $27 millones garantizados y $60 millones a lo largo de cinco años.

¿Serán los Dolphins contendientes en 2013? Opina en los foros de la NFL.

Pero de acuerdo a la versión del padre de Wallace, el veloz receptor podría haber ganado aún más. Mike Wallace Jr. alega que su hijo de hecho rechazó más dinero de los Minnesota Vikings. Los St. Louis Rams y Seattle Seahawks también estuvieron entre los equipos interesados.

Nativo de la ciudad de New Orleans, Wallace había tenido planes de ir al Sur desde que los Pittsburgh Steelers se negaron a satisfacer sus demandas a largo plazo en el receso de temporada pasado.

publicidad

“Los Vikings llegaron al punto en el que le dijeron, ‘no tienes que venir a vivir aquí, solo quédate durante la temporada’”, dijo Wallace Jr. al Miami Herald. “Él quería dejar ese clima de frío y nieve”.

La atracción mutua entre Wallace y los Dolphins fue el secreto peor guardado de cara al periodo de la agencia libre.

Habiendo cambiado a Percy Harvin, los Vikings inmediatamente saltaron como un competidor por los servicios de Wallace. Jeff Darlington de NFL.com reportó en ese momento que los Dolphins esperaban una subasta contra unos Vikings dispuestos a pagar $13 millones por año.

El resultado final fue una tormenta perfecta para Wallace, puesto que los Vikings, necesitados de receptores, aumentaron su precio para terminar yéndose a los cálidos Dolphins.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad