publicidad
Los Miami Heat debutaron con el pie derecho en su primer juego de la pre-temporada de la NBA anotándose una victoria de 105-89 sobre los Pistons de Detroit en la Arena American Airlines.

Los Miami Heat comenzaron con el pie derecho

Los Miami Heat comenzaron con el pie derecho

Los Miami Heat debutaron con el pie derecho en su primer juego de la pre-temporada de la NBA anotándose una victoria de 105-89 sobre los Pistons de Detroit en la Arena American Airlines.

Los Miami Heat debutaron con el pie derecho en su primer juego de la pre...
Los Miami Heat debutaron con el pie derecho en su primer juego de la pre-temporada de la NBA anotándose una victoria de 105-89 sobre los Pistons de Detroit en la Arena American Airlines.

Vencieron en casa a los Pistons de Detroit 105-89

MIAMI, Florida - Ni cuando los Heat lograron su primer y único título de la NBA se vivió en Miami una noche de baloncesto tan intensa como la de el martes en el debut de LeBron James, Chris Bosh y el escolta Dwyane Wade, en el primer partido amistoso de la pretemporada frente a los Pistons de Detroit.

Como se esperaba, James fue el de siempre, la estrella indiscutible de la NBA, que hizo los mismos preámbulos que cuando estaba con los Cavaliers de Cleveland para luego jugar de forma espectacular.

Con un James imparable, un Bosh dominador y un juego de equipo brillante, los Heat ganaron fácil a los Pistons por 105-89 después de haber concluido la primera parte con ventaja de 20 puntos (58-38).

La única nota negativa del partido fue la lesión a los cuatro minutos de iniciarse el encuentro del escolta Dwyane Wade, la tercera estrella del Heat, que tuvo que abandonar el campo para no volver, lo que impidió ver en acción a los nuevos "Big Three" de la NBA en versión "Beach Boy".

publicidad

Wade sufrió un tirón muscular en la pierna derecha y se desconoce el alcance de la lesión.

No tuvo mayor importancia la ausencia de Wade pues James y Bosh que se combinaron para sumar 38 puntos, el ala-pívot Udonis Haslem como sexto jugador logró un doble-doble de 14 tantos y 13 rebotes y el base puertorriqueño Carlos Arroyo brilló en la dirección del juego al aportar también 10 puntos.

Arroyo jugó 23 minutos para anotar 4 de 6 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal, capturar ó dos rebotes y dar una asistencia.

Bosh consiguió 20 puntos (8 de 13 tiros de campo) y seis rebotes, mientras que James logró 18 tantos, incluidos varios mates espectaculares, con los que puso de pie a los seguidores del Heat que llenaron el American Airlines Arena, de Miami.

Pese al dominio local, los Pistons lucharon al máximo, teniendo como gran novedad con relación a la pasada temporada al escolta Tracy McGrady, que trata de darle vida de nuevo a su carrera profesional.

El mejor jugador de los Pistons iba a ser una vez más el escolta Ben Gordon, que aportó 17 puntos, mientras que el alero Tayshaun Prince aportó 15 tantos y el dominicano Charlie Villanueva logró siete y cinco rebotes.

Villanueva jugó 25 minutos en los que anotó 2 de 6 tiros de campo, falló un intento de triple, acertó 3 de 4 desde la línea de personal.

Pero al margen del resultado deportivo, lo histórico de la jornada fue ver el ambiente y entusiasmo que ha generado la llegada de James y Bosh al equipo.

publicidad

"La temporada ya llegó", declaró James, que tuvo como invitada de honor a su novia Savannah Brinson. "Como un jugador de baloncesto que ama el deporte que soy, me siento muy motivado, contento y feliz de que haya comenzado la acción".

Bosh, por su parte, se mostró sobrio, seguro y motivado, nada que ver con el jugador "frustrado" de los Raptors de Toronto.

"Lo único que puedo decir es que cuando mi padre ha querido venir a ver el partido es porque tiene un gran sentido para todos nosotros", declaró Bosh. "Todo el interés y motivación que ha generado entre los aficionados nos ha dado mayor fuerza para hacer mejor las cosas".

Hasta Haslem, que perdió dinero por quedarse con el Heat para formar parte de la nueva era histórica del equipo, confirmó que puede ser una pieza clave junto a los "Big Three" y hacer al equipo todavía mucho mejor.

"De momento, lo único que puedo decir es que me he sentido como nunca, el ambiente ha sido algo increíble. Jamás me pude imaginar un primer partido de pretemporada como lo que hemos vivido hoy", comentó Haslem. "Lo único negativo ha sido la lesión de Dwyane (Wade)".

Por su parte, los Pistons reconocieron que será muy difícil que se les pueda ganar a estos Heat y más con la motivación que sienten al saber que todos quieren lograr el triunfo ante ellos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad