publicidad
"Hemos acordados sentarnos por tantos días como podamos para ver si hay progresos¨, señaló por su parte David Stern, comisionado de la NBA.

Los dueños y los jugadores se siguen acercando para evitar la huelga de la NBA

Los dueños y los jugadores se siguen acercando para evitar la huelga de la NBA

La frecuencia de las negociaciones es vista como una señal de que existe la actitud positiva de trabajar en la dirección de conseguir un acuerdo.

"Hemos acordados sentarnos por tantos días como podamos para ver si hay...
"Hemos acordados sentarnos por tantos días como podamos para ver si hay progresos¨, señaló por su parte David Stern, comisionado de la NBA.

NUEVA YORK - El buen ambiente que se vivió la pasada jornada en la reunión de más de cinco horas y media que tuvieron los directivos de la NBA con los del sindicato de jugadores permitió que hoy, jueves, continúen trabajando en un hotel de Manhattan.

Aunque ninguna de las partes habló de que se hubiesen dado progresos, la frecuencia de las negociaciones es vista como una señal de que existe la actitud positiva de trabajar en la dirección de conseguir un acuerdo, a diferencia de lo que sucedió desde el 1 de julio y hasta finales de agosto que sólo se dieron dos reuniones.

El miércoles pasado, jugadores y dueños conversaron por unas seis horas y decidieron reunirse varios días esta semana, algo que han cumplido.

publicidad

Las dos partes también han hablado de la posibilidad de seguir el viernes reunidos, si como se espera en la sesión de trabajo de hoy jueves, también hay un buen ambiente y disposición a seguir avanzando, al menos, en la comunicación de lo que las partes desean aportar.

"Coincidimos en que vamos a sentarnos aquí durante el mayor número de días que podamos para ver si podemos lograr progresos, pero acordamos no mencionar nada más", declaró el comisionado de la NBA, David Stern.

Ambas partes se cuidaron de no mostrar optimismo alguno, aunque un jugador lo hizo brevemente en Twitter, antes de decir que su cuenta había sido invadida por ciberpiratas.

Nadie expresó opiniones sobre lo que se había tratado ni el ambiente que se vivió durante las cinco horas y medio que estuvieron reunidos la jornada del miércoles.

Otro de los cambios significativos en la manera como quieren conseguir superar el conflicto laboral con relación al comienzo del verano cuando ambas partes se criticaron abiertamente en los medios de comunicación por la falta de avances en las conversaciones.

La semana pasada, tanto la NBA como el sindicato señalaron que los detalles de las discusiones eran privados y no iban a transcender a los medios de comunicación.

"Es difícil definir lo que está sucediendo, pero lo más importante es que mientras más oportunidades tengamos de reunirnos, conversar y discutir en busca de la forma de lograr un acuerdo, mejor", declaró Derek Fisher, el base de los Lakers de Los Ángeles, que es el presidente del sindicato de jugadores.

publicidad

Fisher dijo que ese aspecto era en cierto modo positivo, pero tampoco se podía decir que se habían dado progresos, que sólo serán reales cuando se alcance un acuerdo, que de momento no existe.

Junto con Stern, del lado de los dueños, estuvo su asistente en el cargo, Adam Silver; el dueño de los Spurs de San Antonio, Peter Holt, que preside el comité de relaciones laborales, y el vicepresidente y subjefe legal de la NBA, Dan Rube.

Los negociadores por parte del sindicato fueron Fisher, el vicepresidente ejecutivo Billy Hunter, los abogados Jeffrey Kessler y Ron Klempner, así como el economista Kevin Murphy.

Poco después de la reunión, el escolta de los Knicks, Roger Mason Jr., miembro del comité ejecutivo de los jugadores, escribió, "Parece que hay temporada", en su página de Twitter.

Más tarde se borró ese comentario, y el jugador dijo que su cuenta había sido invadida.

De cualquier manera mucho tendrán que haber cambiado las posiciones para que la firma de un nuevo convenio esté cerca ya que los dueños pedían una reducción de salario de los jugadores de más de 750 millones de dólares y estos sólo están dispuestos a conceder unos 300.

Los dueños de los equipos quieren también establecer un tope salarial fijo y no ofrecer contratos garantizados a largo plazo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad