publicidad
Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks completaron la proeza y vencieron al Miami Heat y sus 'Tres Reyes' en el sexto partido de la final de la NBA por 101 a 92, para ganar su primer campeonato como franquicia y coronar así una extraordinaria temporada.

Los Dallas Mavericks se coronaron campeones de la NBA tras vencer al Miami Heat 105-95

Los Dallas Mavericks se coronaron campeones de la NBA tras vencer al Miami Heat 105-95

Como si fuera la venganza de la temporada del año 2006, los Dallas Mavericks se coronaron campeones de la NBA tras vencer al Miami Heat, en el sexto juego de la Serie Final del torneo 2010-2011.

Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks completaron la proeza y vencieron a...
Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks completaron la proeza y vencieron al Miami Heat y sus 'Tres Reyes' en el sexto partido de la final de la NBA por 101 a 92, para ganar su primer campeonato como franquicia y coronar así una extraordinaria temporada.

MIAMI, Florida - Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks completaron la proeza, y vencieron la noche del domingo al Miami Heat y sus 'Tres Reyes' en el sexto partido de la final de la NBA por 105 a 95, para ganar su primer campeonato como franquicia y coronar así una extraordinaria temporada.

Los Mavericks ganaron 4-2 la serie al mejor de siete partidos, devolviendo la moneda al Heat, que le había vencido por igual cifra en la final de 2006.

El alemán Nowitzki, que no comenzó la noche con su acostumbrada efectividad, terminó aportando 21 puntos y 11 rebotes. Los otros puntales de la victoria de Dallas fueron el base Jason Terry y el puertorriqueño José Juan Barea, que terminaron con 27 y 15 puntos per cápita.

Para Nowitzki el titulo es la coronación de una gran carrera de 13 años en la NBA, en la que ha cosechado cifras impresionantes para convertirse en el mejor jugador de la franquicia texana de todos los tiempos.

publicidad

Dallas fue contra pronósticos y superó a un equipo del Heat que conjuntó una nómina millonaria, pero cuyas estrellas LeBron James, Dwayne Wade y Chris Bosh no pudieron impedir la humillante derrota en su propia casa del American Airlines Arena de Miami.

De la mano de Nowitzki, Dallas dejó por el camino de la Conferencia Oeste a Los Angeles Lakers, que habían ganado cuatro títulos en la última década.

El 'Kaiser' texano fue seleccionado el Jugador Más Valioso de la final, siendo el factor clave para que Dallas pudiera ganar en fila los últimos tres partidos de la serie.

El alemán estaba tan emocionado que al terminar el partido no se quedó a compartir con sus compañeros y se fue directo al vestidor, aguantando las lágrimas de emoción.

Del lado contrario, esta final significó otro gran fracaso para el superastro LeBron James, quien no estuvo una vez más a la altura de las circunstancias y, aunque terminó con 21 puntos, falló varios tiros claves en los instantes finales, cuando Miami intentaba recobrar el marcador.

Dwyane Wade, máximo canastero del Heat en esta serie, pareció verse limitado por el fuerte golpe en la cadera que sufrió en el quinto partido, y cerró la noche con 17 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias.

Chris Bosh, el tercer rey sin corona de Miami, se fue con 19 cartones, en tanto el base Mario Chalmers aportó 18 unidades.

publicidad

Dallas tiró para un 50 por ciento desde el campo (41 en 82), por un 47 por ciento de Miami. Los del Mavericks capturaron 40 rebotes, uno más que el Heat, y en un juego de muchos nervios, cometieron 14 'turnovers' que sólo les costó 10 puntos, en tanto a los miamenses sus 17 pérdidas de balón se reflejaron en 27 cartones en su contra.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad