publicidad

El caso James Laurinaitis con Rams: Dinero en lugar de desempeño

El caso James Laurinaitis con Rams: Dinero en lugar de desempeño

El caso James Laurinaitis con Rams: Dinero en lugar de desempeño

JAMES LAURINAITIS

El extraño recorte que Los Angeles Rams hicieron de dos jugadores estrella defensivos: el linebacker James Laurinaitis y el ala defensivo Chris Long, es muestra clara de los tiempos donde el factor dinero determina decisiones cruciales que superan ya a las deportivas.

Cuando los Rams anunciaron el cambio de sede a Los Angeles, Laurinaitis estaba en los planes de viajes promocionales a la ciudad californiana, sin embargo, tenía que arreglar una posible extensión de contrato, propuesta que nunca llegó.

“Nunca vi que esto vendría” dijo Laurinaitis en referencia al corte que le hicieron. Estaba consciente de la necesidad de un nuevo contrato y que era posible una reducción salarial, “pero sentía que como todavía estaba produciendo” dijo el jugador.

Laurinaitis tiene 29 años de edad, en las dos últimas temporadas sufrió por lesiones en los pies y codos, pero a pesar de todo se convirtió en líder tackleador en la historia de los St. Louis Rams; con lesiones o sin ellas nunca se ausentó de un partido, jugó 7 años como titular con el equipo, 112 partidos sin falta.

El problema vino en 2014 y 15 por las lesiones. En ambas temporadas terminó con 109 tackleadas combinadas, número que se quedó corto en comparación con los años 2011 y 12 cuando registró 142 tackleadas. Pero las 109 todavía lo ubican entre los mejores de la NFL. Es aquí donde entra el factor dinero, el salario recibido habló más que el desempeño.

publicidad

Tampoco es mucho consuelo los elogios del coach Jeff Fisher quien lo llamó a su oficina para darle la mala noticia: “Dijo que era una de las decisiones más difíciles de su carrera, a la altura de lo que le paso con Steve McNair y Eddie George en Tennessee”.

Con el recorte de Long, Laurinaitis y el ala cerrada Jared Cook, los Rams sumaron 23 millones de dólares a su espacio en el salario anual, cifra que ascendió a los 50 millones con lo que podrán negociar otros contratos. Tienen dinero pero ahora viene la responsabilidad de encontrar jugadores de calidad, que mejoren el rendimiento de los despedidos pero que cobren más barato, fórmula peligrosa en cualquier empresa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad