publicidad
La NBA expulsó a Sterling por sus declaraciones ofensivas racistas.

Donald Sterling pierde apelación contra venta de Clippers

Donald Sterling pierde apelación contra venta de Clippers

La apelación hecha por el ex dueño de los Clippers fue negada, Donald Sterling buscaba recuperar el equipo vendido el año pasado por su esposa.

La NBA expulsó a Sterling por sus declaraciones ofensivas racistas.
La NBA expulsó a Sterling por sus declaraciones ofensivas racistas.

LOS ANGELES — Una corte rechazó la apelación presentada por el ex dueño de los Clippers de Los Ángeles, Donald Sterling, quien buscaba recuperar la propiedad de ese equipo de la NBA, vendido el año pasado por su esposa.

La venta de los Clippers, por una cifra récord de 2.000 millones de dólares, se pactó después de que la NBA expulsó a Sterling por sus declaraciones ofensivas sobre las personas de raza negra.

La corte del segundo distrito en materia de apelaciones determinó que la esposa Shelly Sterling excluyó justificadamente a su marido de un fideicomiso familiar que era propietario del equipo. La venta de los Clippers al ex director general de Microsoft Steve Ballmer evitó al fideicomiso una "pérdida extraordinaria", indicó el tribunal.

Shelly Sterling tomó el control del fideicomiso luego que trascendió una grabación en la que Donald Sterling hacía los comentarios ofensivos sobre los negros y otras minorías, en una conversación con su joven novia.

La NBA impuso a Sterling una multa de 2,5 millones de dólares, le prohibió de por vida involucrarse en actividades de la liga y amenazó con incautarse del equipo para subastarlo.

Shelly Sterling logró tomar el control del fideicomiso después de que dos médicos determinaron que Donald Sterling, con quien ha estado casada durante seis décadas, presentaba síntomas del Mal de Alzheimer.

publicidad

El multimillonario de 81 años demandó a su esposa para impedir la venta. Sin embargo, un juez de la corte superior de Los Ángeles aprobó la transacción en julio de 2014.

Según la corte de apelaciones, Donald Sterling no demostró que ese juez hubiera incurrido en algún error de índole legal.

Asimismo, el panel de tres jueces destacó que, antes de rechazar la venta, Donald Sterling había felicitado a su esposa por el precio que negoció.

"¡Guau!, hiciste un trabajo realmente bueno", le dijo.

El precio se ubicó 400 millones de dólares por encima de la siguiente mejor oferta. Rebasó por mucho el valor que se estimaba para un equipo con nulos logros deportivos.

Donald Sterling, abogado que amasó su fortuna mediante la compra de edificios de apartamentos en la zona de Los Ángeles, compró el equipo en 1981, por 12 millones de dólares.

Hay otra demanda pendiente de Donald Sterling ante una corte federal, contra su esposa, los médicos que lo examinaron y la NBA. Este año, Donald Sterling solicitó el divorcio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad