publicidad
.

Para Cruz Azul es 'Ahora o Nunca'

Para Cruz Azul es 'Ahora o Nunca'

Muchos celebran que en el Clausura 2014 los cuatro equipos "grandes" del fútbol mexicano estén en posición de ser invitados a la Liguilla.

.
.

Muchos celebran que en el Clausura 2014 los cuatro equipos "grandes" del fútbol mexicano estén en posición de ser invitados a la Liguilla pero qué tan valioso se vuelve ese hecho cuando consideramos que este ha sido de los torneos más mediocres en cuanto a cosecha de puntos se refiere y solo los punteros se salvan de esa etiqueta.

¿Paridad?, sí existe, lo malo es que es una paridad mediocre en la que un equipo como Chivas puede ser humillado en el Clásico Nacional y a la siguiente jornada pintarle la cara al Pachuca, o un cuadro como Pumas que a pesar de sumar seis partidos sin perder le ha costado sacar los últimos resultados favorables y de ser tercero general esté fluctuando entre el 7 o el 10 dependiendo de la combinación de resultados.

publicidad

¿Y qué decir del América? cuando el propio Antonio Mohamed ha reconocido la mediocridad del funcionamiento de su equipo y se ha vuelto una burla como local, situación que lo dejaría fuera de la lucha por el título a las primeras de cambio.

Los que esperan ver una Liguilla espectacular como las otras pueden llevarse un palmo de narices porque en casos como Chivas o Pumas no hay mucho material humano para pensarlo así, los americanistas seguro se reservarán lo mejor que tienen para el mundial y muy problamente equipos como Toluca, Santos o el mismo Pachuca aprovecharán para hacerse de una estrella más en su escudo.

El único ''grande'' que podría dar la campanada sería Cruz Azul pero para eso tendría que luchar contra sus propios demonios como la "Subcampeonitis" o lidiar con la ausencia de sus seleccionados, principalmente la de Jesús Corona.

Si no es ahora... ¿cuándo para la Máquina Celeste?

Luis Fernando Tena tiene mucho trabajo qué hacer en el vestidor para que sus jugadores muestren personalidad y sabemos que lo puede hacer porque lo consiguió en la selección olímpica y es ahora cuando ese discurso tiene que volver a funcionar.

Ahora más que nunca el Cruz Azul debe demostrar que aquella final perdida ante el América fue un accidente y no un resultado de la fatiga mental ante una situación precaria.

publicidad

El primer ensayo de uan final soñada viene ya en la definición de la CONCACAF Liga Campeones y así como el ganar la Copa MX el año pasado les dio el empujón anímico para llegar a la antesala del título, el ganarse un boleto al Mundial de Clubes puede ser el catalizador que impulse a los cementeros a llevarse nuevamente un torneo de Liga.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad