publicidad

Mariano Pavone no se quiere perder la final y aceptaría jugar infiltrado...

Liga MX

Mariano Pavone no se quiere perder la final y aceptaría jugar infiltrado

Mariano Pavone no se quiere perder la final y aceptaría jugar infiltrado

Mariano Pavone no se quiere perder la final y aceptaría jugar infiltrado "ya después vendrán las vacaciones".

CIUDAD DE MÉXICO - Ante la posibilidad de levantar el título contra un rival como América, el delantero de Cruz Azul, el argentino Mariano Pavone, no descarta la posibilidad de jugar infiltrado por lo menos el partido de "vuelta" de la final de la Liga MX.

"Hay que arriesgar al máximo, porque después de esto vienen vacaciones y ya no tienes más partidos y tienes tiempo para recuperarte, pero si puedo estar para el jueves bien, si no, apuntar todos los cañones para el partido decisivo del domingo", señaló.

Sin embargo, Pavone quiere tomarse sus tiempos, pues aunque está en puerta la opción de ver coronado nuevamente al equipo tras 15 años de sequía, podría esperar estos días para ver cómo evoluciona de la lesión que sufrió en el partido de "vuelta" contra Morelia.

"Vamos a ver cómo evoluciona la lesión el jueves, tenemos tres días más y después sí consultarlo con ?Memo? (Vázquez) para ver qué opina, cómo me siento y ver si arriesga para el jueves o el domingo que sería el último partido".

Y es que la lesión que sufrió en la pantorrilla derecha contra Monarcas le causa cierta molestia al realizar el trabajo, y en la medida que éste se carga con ciertos movimientos se presenta un fuerte dolor, pero él quiere jugar aunque sea infiltrado.

publicidad

"En ciertos movimientos, a la hora de trotar no siento dolor, pero a medida que el trabajo se carga y en ciertos movimientos pega como latigazo y el dolor que por ahí se tiene más tiempo no te deja estar cómodo", explicó.

"Con el estudio fue menos una lesión, por ahí se rompió una fibrita que te lleva dos semanas o 10 días en recuperarte, si tienes suerte, llevamos ocho y estamos probando, el muslo se resiente cuando lo pruebas, el desgarro se fue cerrando pero la herida está ahí", añadió.

Por lo que toca a la serie final contra Águilas, dijo que enfrentar a este equipo no puede haber mayor motivación para Cruz Azul, que llega con muchas ganas de poder hacer un buen partido para terminar con ese estigma de las finales perdidas.

"La verdad que el equipo llega con muchas ganas de poder hacerlo bien, tenemos una racha de triunfos salvo el partido con Morelia y la Copa sirvió para sacarse ese estigma del tema de finales perdidas, ahora la Liga es diferente, tenemos un rival difícil como América, confiamos en hacerlo bien y en poder consagrarnos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad