publicidad
La solución del 'lockout' de la NBA se ve cada vez más lejos.

La solución para el 'lockout' de la NBA tiene un enemigo más: el huracán Irene

La solución para el 'lockout' de la NBA tiene un enemigo más: el huracán Irene

El huracán Irene ha resultado ser un enemigo más para la NBA. Ahora, las negociaciones entre la NBA y el sindicato de jugadores para intentar resolver el 'lockout' se verán afectadas por las condiciones climatológicas.

La solución del 'lockout' de la NBA se ve cada vez más lejos.
La solución del 'lockout' de la NBA se ve cada vez más lejos.

El huracán Irene ha resultado ser un enemigo para los eventos de carácter deportivo. Ahora, las negociaciones entre la NBA y el sindicato de jugadores para intentar resolver el 'lockout' se verán afectadas por las condiciones climatológicas.

Se tiene prevista una reunión previa al 5 de septiembre, fecha fijada por David Stern, para tener un veredicto. Sin embargo, el huracán Irene amenaza con entrar en acción, lo que podría imposibilitar el traslado de varios representantes sindicales a la costa Este para llevar a cabo las negociaciones.

Ambos lados quieren llegar a una solución; no obstante, Maurice Evans, uno de los vicepresidentes del sindicato, indicó que estarían dispuestos a no jugar un año o más si es que hace falta y no se llega a un acuerdo.

publicidad

Según las previsiones, Irene podría causar el mayor daño de un huracán en la última década en la costa Este y hay riesgo de serias inundaciones desde Norfolk a Burlington pasando por Philadelphia, Nueva York y Springfield con lluvias torrenciales. A todo esto hay que añadir los posibles daños a largo plazo en las comunicaciones y servicios energéticos.

publicidad
Contenidos Relacionados
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad