publicidad

La Fiesta de los Cuervos

La Fiesta de los Cuervos

Absoluto fue el dominio de los Cuervos, comandados al ataque por Joe Flacco, quien tuvo un desempeño sin mancha alguna en la primera mitad.

Por: Miguel Cruz

NUEVA ORLEANS - Por fin se llegó el gran día, el esperado Súper Domingo con el que la temporada de futbol Americano, cierra otro año de éxitos, sobre todo en el aspecto financiero y de audiencia.

El escenario, magnífico: el remozado Mercedes-Benz Dome de Nueva Orleans vivió una fiesta multicolor, que hizo olvidar los amargos momentos vividos en la misma ciudad a causa del tristemente célebre huracán Katrina. Y como el ave fénix, resucitó de un estado casi ruinoso después del meteoro que azotó la ciudad hace algunos años, para mostrar sus mejores galas de cara al evento deportivo anual más importante en el Mundo.

Dio inicio el encuentro exactamente a las 5:35 PM CST tal como estaba planeado. El enfrentamiento inició con los 49’ers recibiendo la patada inicial y sin éxito tuvieron que entregar el ovoide después de tres jugadas infructuosas para primero y diez. Por el contrario, los Cuervos de Baltimore anotaron en su primera serie ofensiva recorrieron 51 yardas para poner el marcador 7-0 en un adelanto de lo que sería la primera mitad del duelo.

Absoluto fue el dominio de los Cuervos, comandados al ataque por Joe Flacco, quien tuvo un desempeño sin mancha alguna en la primera mitad, caso contrario al de su rival Colin Kapernick, quien mostró nerviosismo y novatez en los primeros dos cuartos del juego.  Al finalizar los primeros dos periodos del partido y con el marcador a favor 21-6, los Cuervos como en la obra cumbre del maestro Hitchcock controlaban de forma absoluta el Mercedes-Benz Dome; el momento deportivo y anímico  se encontraba aliado con los Cuervos.

publicidad

Después de un colorido, festivo y espectacular espectáculo de medio tiempo, estelarizado por la hermosa texana Beyoncé, quien se encargó de elevar los pulsos cardiacos de los miles de fanáticos presentes en el Domo y millones por la televisión en todo el Mundo.

Ominoso fue el inicio del tercer periodo para los gambusinos: en la primera serie ofensiva de los Cuervos,  Jacoby Jones hace un regreso de kick off de 108 yardas, para colocar el marcador 28-6 recién iniciando la parte complementaria.

El rostro de Joe Harbaugh entrenador en jefe de los niners era una mueca de incredulidad y desencanto.

De pronto todo el panorama cambió: primero un apagón que dejo sin luz la mitad de la iluminación del estadio por casi 34 minutos. Este hecho marco uno de los regresos más intensos en la historia del Súper Bowl.  Al reanudarse el encuentro, los 49’ers anotaron 17 puntos sin respuesta de los Cuervos en el tercer periodo, apretando el juego 28-23 después de tres cuartos.

El cuarto periodo fue una montaña rusa de emociones, los Cuervos se acordaron de mover el balón a la ofensiva y a pesar de que no anotaron de seis puntos, tuvieron un par de goles de campo que a la postre les daría el triunfo en un marcador final 34-31 que por sí solo nos indica de lo cerrado y emocionante que fue este Super Bowl XLVII.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad