publicidad
Celebración ante los 'Pats' (AP-NFL).

NFL admite equivocación en castigo a Husain Abdullah por celebración

NFL admite equivocación en castigo a Husain Abdullah por celebración

La polémica ha vuelto de nuevo a la NFL tras el castigo que recibió el defensor profundo Husain Abdullah.

Celebración ante los 'Pats' (AP-NFL).
Celebración ante los 'Pats' (AP-NFL).

La polémica ha vuelto de nuevo a la NFL tras el castigo que recibió el defensor profundo Husain Abdullah durante el partido que los Kansas City Chiefs disputaron la pasada noche ante los New England Patriots.

Abdullah, un musulmán devoto, al concluir una interceptación de de 39 yardas con anotación se inclinó en el suelo para hacer la oración de su creencia y los árbitros lo sancionaron con 15 yardas de penalización.

La sanción fue de acuerdo a la Regla 12, Sección 3, Artículo 1 (d), que está establecida en la NFL y que establece que "los jugadores tienen prohibido participar en cualquier celebración o demostración mientras están en el suelo".

Los árbitros consideraron que la actitud de Abdullah fue antideportiva y por eso lo suspendieron, pero la NFL reconoció hoy que el jugador de los Chiefs, que ganaron por paliza de 41-14, no tendría que haber sido castigado.

publicidad

"El árbitro en esta situación no debe castigar a un jugador que está en el suelo como parte de una expresión religiosa, y como resultado, no debió haber sido castigado en la jugada", indicó el portavoz de la NFL, Michael Signora, a la cadena de televisión ESPN.

Abdullah, nada más concluir el partido, declaró que había pensado que el castigo que le impusieron los árbitros fue por tirarse al suelo, nunca por haberse postrado en Sajdah, una práctica común musulmana.

La anotación de Abdullah permitió a los Chiefs ponerse con un marcador parcial de 41-7 que aseguraba la victoria de su equipo.

Abdullah, en declaraciones al periódico local "Kansas City Star", admitió que estaba muy emocionado por la interceptación que le había hecho al mariscal de campo de los Patriots, Tom Brady, y que el castigo había sido por deslizarse al suelo.

El defensor profundo de los Chiefs jugó con los Vikings de Minnesota del 2008 al 2011, y después de tomó un año sabático en el que hizo una peregrinación a La Meca.

Tras conocer toda la polémica que se ha generado por su acción, Abdullah reconoció que si alguna vez regresa una interceptación y la convierte en 'touchdown', la celebración de orar a Dios sería automática, como sucedió ante los Patriots.

El castigo por conducta antideportiva desencadenó una gran polémica en las redes sociales, con muchos preguntándose cómo era distinta esta celebración a la de jugadores que ponen una rodilla en tierra en una oración Cristiana, o los que se dedican a hacer bailes especiales o movimientos de cintura. EFE

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad