publicidad

Houston, la sede de la última victoria de los Kansas City Chiefs en playoff hace 22 años

Houston, la sede de la última victoria de los Kansas City Chiefs en playoff hace 22 años

Houston, la sede de la última victoria de los Kansas City Chiefs en playoff hace 22 años

Montana

Los Kansas City Chiefs buscarán su primer en triunfo en playoff en las últimas 22 temporadas cuando visiten a los Houston Texans en la Ronda de Comodines rumbo al Super Bowl 50, por ello ahora es justamente un buen tiempo para recordar aquella última victoria del cuadro del logo de la flecha en partidos de eliminación directa.

Para ello tenemos que remontarnos al 16 de enero de 1994, curiosamente la ciudad sede del partido fue la misma que la del próximo partido de los Chiefs: Houston, Texas.

La ‘Ciudad Espacial’ y en específico el legendario Astrodome fue el escenario del juego de los Playoffs Divisionales entre los mencionados Kansas City Chiefs y los ya extintos Houston Oilers, actualmente Tennessee Titans.

Al igual que en la actualidad con Alex Smith, el quarterback de Kansas City era un jugador desechado por los San Francisco 49ers debido a un controversia de pasadores en el ‘Área de la Bahía’, hoy en día Smith salió de San Francisco debido a que prefirieron quedarse con Colin Kaepernick, pero entonces los Chiefs obtuvieron al que muchos consideran el mejor quarterbacks de todos los tiempos, el mítico Joe Montana que los 49ers dejaron ir porque prefirieron al más joven y, según ellos, con mayor potencial Steve Young.

Chiefs

Aquella temporada de 1993 fue la primera de Montana en Kansas City, que para ese año también adquirieron a otro jugador en conflicto con un equipo californiano, el también legendario corredor Marcus Allen, quien se había peleado con el dueño de los Los Angeles Raiders, Al Davis, y que había caído con los Chiefs.

Kansas City había derrota a los Pittsuburgh Steelers la semana anterior en la Ronda de Comodines 27-24 en tiempo extra, gracias a una tradicional milagrosa serie ofensiva agónica de Montana que empató el marcador cuando el reloj expiraba gracias a un envío de siete yardas para touchdown de ‘Joe Cool’ a Tim Barnett. Un gol de campo de 32 yardas en la prórroga de Nick Lowery le dio el triunfo al equipo dirigido por Marty Schottenheimer.

publicidad

Fue así como los Chiefs, que habían tenido marca de 11-5 en la temporada regular, visitaron al segundo sembrado de la AFC, los Houston Oilers, que con marca de 12-4 volvían a la postemporada después de haber perdido el año pasado ante los Buffalo Bills en la mayor remontada en la historia de la NFL.

Los Oilers, comandados por Warren Moon como quarterback tenían una potentísimo ofensiva basada en el sistema del coordinador Kevin Gilbride llamada ‘run and shoot’, una supuesta evolución de la ‘Ofensiva de la Costa del Oeste’ que Montana perfeccionó con Bill Walsh en su gloriosa época de cuatro Super Bowls en San Francisco.

Houston era el favorito, pero al interior los problemas los acabaron matando, una pelea que inclusive llegó a los golpes entre el mencionado Gilbride y el coordinador defensivo Buddy Ryan partió el vestidor a la mitad y el equipo de Jack Pardee llegó con un pésima ambiente interno a aquel juego.

Allen

Con todo y eso, los Oilers tomaron una ventaja de 13-7 en el cuarto periodo, pero la mística de los regresos milagrosos de Montana volvió a surgir y Joe lanzó dos pases de touchdown en el último cuatro, de 11 yardas a J.J. Birden y de 18 yardas a Willie Davis y cuando Ernest Davis acercó a un punto (20-21) a Houston con una recepción de siete yardas para touchdown a pase de Moon, el partido se acabó decidiendo cuando Marcus Allen anotó en acarreo de 21 yardas para darle a Kansas City su primer pase en la historia al Juego por el Campeonato de la AFC (sus dos boletos al Super Bowl los consiguió como campeón de la vieja AFL antes de la fusión de 1970).

Los Chiefs perderían ante los Buffalo Bills el pase al Super Bowl XXVIII la siguiente semana y ese partido significó el principio del fin de los Houston Oilers, quienes contra los Chiefs jugaron su último juego de playoff en esa ciudad y que tres temporadas después dejarían de existir para en 1997 pasar a ser los Tennesse Oilers y finalmente convertirse en los actuales Tennessee Titans a partir de 1999, año en el que llegaron a, hasta ahora, su único Super Bowl.

publicidad

Esa fue la última victoria de los Chiefs en playoff, por primera vez desde aquel 16 de enero de 1994 vuelven a jugar postemporada en la ‘Ciudad Espacial’ contra el equipo más joven en toda la NFL, puede que esa ciudad sea la de la suerte para Kansas City, ¿será esa la motivación que necesiten para romper su maldición de 22 años?

Moon
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad