publicidad
Arian Foster ansía tener la carga de trabajo que tuvo en otros años (AP-NFL).

Arian Foster: Mi frustración se debe a mi naturaleza competitiva

Arian Foster: Mi frustración se debe a mi naturaleza competitiva

El corredor de Texans Arian Foster aclaró que su frustración con su menor carga de trabajo se debe a su competitividad.

Arian Foster ansía tener la carga de trabajo que tuvo en otros años (AP-...
Arian Foster ansía tener la carga de trabajo que tuvo en otros años (AP-NFL).

Puede que llegue un momento en el que Arian Foster regrese a la carga de trabajo por la que se le conoció en las últimas tres temporadas con los Houston Texans.

Ese momento no es ahora. El entrenador de los Texans Gary Kubiak dijo de cara a la semana dos que desea darle a los corredores Foster y Ben Tate una carga de trabajo similar por el momento. Los Texans están siendo cuidadosos con Foster, quien se perdió la mayor parte del receso de temporada y el campamento de entrenamiento por lesiones de pantorrilla y espalda.

Foster expresó su frustración en la línea de banda durante la victoria de Houston en lunes por la noche sobre los San Diego Chargers. Unos días más tarde el corredor admitió que no es fácil ver que se minimice su papel.

publicidad

“Ellos tenían un plan de juego de cuánto querían que jugara y estaban tratando de traerme de vuelta poco a poco, pero por mi naturaleza competitiva desde luego que uno quiere estar adentro”, dijo Foster, de acuerdo a ESPN.com.

“Estás llegando a la hora clave, es el último cuarto y quieres estar ahí. Pero así es como sucedió. En mi opinión tendrías que estar preocupado con un jugador que está contento de no estar ahí en los últimos minutos del partido, cuando el juego está en la línea”.

Foster tuvo 18 acarreos para 57 yardas, mientras que Tate tuvo nueve carreras para 55 yardas. Kubiak dijo que desearía ver más balance aún en la semana dos contra los Tennessee Titans.

“Tengo que estar tranquilo con eso”, dijo Foster. “Como dije, todos somos piezas de ajedrez. El entrenador tiene la palabra final. Pero como competidor he estado en la liga, he jugado bien durante mi paso por aquí. Uno quiere estar allá afuera. Quiere sentir que se ha ganado el derecho de estar ahí. Es ahí de donde viene la frustración”.

La disminución de trabajo no necesariamente es mala para Foster, tanto en estos momentos como en el futuro. Los días de 350 jugadas o más pueden haber terminado, pero la versatilidad y olfato para la zona de anotación de Foster lo mantendrán como parte vital de la ofensiva.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad