publicidad
Arian Foster aceptó dinero en la Universidad de Tennessee y defendió su decisión de hacerlo (AP-NFL).

Arian Foster admitió haber aceptado dinero en Tennessee

Arian Foster admitió haber aceptado dinero en Tennessee

Arian Foster desató la polémica tras aceptar haber recibido dinero en su último año colegial, aunque este fuera para comida principalmente.

Arian Foster aceptó dinero en la Universidad de Tennessee y defendió su...
Arian Foster aceptó dinero en la Universidad de Tennessee y defendió su decisión de hacerlo (AP-NFL).

El corredor de los Houston Texans Arian Foster admitió haber aceptado dinero durante su carrera colegial en Tennessee en un documental. Las reglas de la NCSS prohíben a los estudiantes-atletas aceptar dinero o cualquier cosa de valor de agentes o patrocinadores, aunque Foster no fue específico  sobre la procedencia del dinero.

Los productores del documental “Schooled: The Prince of College Sports”, pasó cuatro horas entrevistando a Foster, de acuerdo con Sports Illustrated.

“No sé si esto nos va a poner en una investigación de la NCAA, mi último año, estuve recibiendo dinero por fuera”, dijo Foster.

El corredor estuvo en la Universidad de Tennessee del 2004 al 2007. Él indicó que no tenía dinero para comer durante su último año. Debajo hay una transcripción de los comentarios de Foster tomados de un fragmento del vídeo publicado por SI.com en un avance del documental.

publicidad

“En realidad no tenía dinero”, dijo Foster. “O pagaba la renta o compraba comida. Recuerdo la sensación de ‘Hombre, ten cuidado’. Pero no tiene nada de malo. Y no me vas a convencer de que tiene algo de malo. Hubo muchas veces durante el mes donde no tenía suficiente para comer. Nuestro estadio tenía como 107,000 asientos; 107,000 personas comprando un boleto para venir a vernos jugar. Es difícil saber eso, estar al tanto de eso. Acabábamos de ganar y había tenido un buen juego, 100 yardas o algo así. Sales y ves a cientos de niños esperándote. Estás firmando autógrafos, tomándote fotos, lo que sea. Luego caminada de vuelta y la realidad me llegaba de golpe. Llegaba a mi cuarto, abría el refrigerador, y no había nada adentro. Espera un momento. ¿Qué acaba de pasar? ¿Por qué no tengo nada a cambio de lo que hice?

“Hubo un momento en el que no teníamos comida, no teníamos dinero, así que llamé al entrenador y le dije, ‘Entrenador, no tenemos nada que comer’”, dijo Foster. “’No tenemos dinero. Estamos hambrientos. O nos consigue comida o voy a salir a hacer algo estúpido’. Él vino a traer como 50 tacos para cuatro cinco de nosotros. Lo cual es una violación en la NCAA. (Risas) Pero después, el siguiente día que llegué a las instalaciones, vi a mi entrenador llegar en su nuevo Lexus. Hermoso”.

publicidad

Foster también indicó que algunos de sus compañeros en Tennessee vendían drogas por dinero.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad