publicidad

Hazañas deportivas con esteroides, una vil mentira

Hazañas deportivas con esteroides, una vil mentira

Hazañas deportivas con esteroides, una vil mentira Por: Salvador Cruz Umanzor /Accion Deportiva Extra

HAZA'AS DEPORTIVAS CON ESTORIDES, UNA VIL METIRA Por: Salvador Cruz Umanzor Cuando el ex-pelotero cubano José Canseco publicó su libro Juiced en el 2005 en la que tocó el tema de los esteroides e involucró nombres de estrellas en el béisbol de las grandes ligas, destapó una olla de grillos; La lista era enorme y todos negaron el haber consumido sustancias prohibidas, pero con el tiempo se comprobó que sí. Más reciente, el siete veces ganador del Tour de France, Lance Armstrong, admitió lo que por mucho años negó, el haberse dopado. Antes del Super Bowl el domingo pasado, en una entrevista para una cadena de deportes, un jugador activo de la NFL dijo que en ese rudo deportes en el que se reciben muchos y fuertes golpes, los jugadores de alguna forma han recurrido a medicamentos que contienen sustancias prohibidas. El semanario The Maimi New Times destapó hace poco otra olla de grillos, publicando una lista de estrellas de las grandes ligas y otros atletas, que supuestamente compraron esteroides en la ya desaparecida clínica “Biogenesis” del sur de la Florida. El béisbol de las grandes ligas ya ha castigado a varios peloteros, pero también hay reincidentes y es aquí donde estimamos radica un gran problemas, en que los castigos a estos no son lo suficientemente drásticos y en que la justicia común también ha sido blanda cuando los casos como los de Barry Bonds y Roger Clemens llegaron incluso hasta el Congreso de los Estados Unidos. La NBA, donde los casos de dopaje no son conocidos, ha puesto la barba en remojo y el comisionado de la liga David Stern, parece muy interesado en implementar un programa antidoping. En Australia las autoridades civiles están dispuestas a poner mano dura a los atletas que sean sorprendidos por consumo de esteroides y ya legislan para convertirlo en ley. Lo triste de todos estos casos es que súper estrellas del deporte se ven pronto protegidos por intereses de equipos, de ligas y empresas que mueven millones de dólares alrededor de los atletas. Los entes deportivos deben ser más serios y éticos con este flagelo, pues las grandes hazañas de las súper estrellas del deporte, son una vil mentira, un engaño para los fanáticos que creen que están viendo una competencia limpia con atletas limpios, pero que consiguen sus grandes triunfo arropados por el consumo de los esteroides. Estos solo tiene un nombre: TRAMPOSOS.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad