publicidad
El técnico le reclamó al árbitro un gol anulado y luego abrazó al cuarto juez.

Guardiola, de la frustración a la alegría con los árbitros

Guardiola, de la frustración a la alegría con los árbitros

En el juego entre el Bayern Múnich ante el Schalke 04, el técnico español Pep Guardiola, pasó del enojó con los árbitros a la alegría tras un gol anulado.

El técnico le reclamó al árbitro un gol anulado y luego abrazó al cuarto...
El técnico le reclamó al árbitro un gol anulado y luego abrazó al cuarto juez.

En el juego entre el Bayern Múnich ante el Schalke 04, el técnico español Pep Guardiola, pasó del enojó con los árbitros a la alegría con los colegiados en tan solo unos minutos tras un gol anulado a Lewandowski.

Cuando el árbitro asistente anuló un gol al Bayern Múnich, Guardiola salió disparado de su área técnica hasta la línea de meta para protestarle la jugada al juez de línea la jugada.

Y minutos después luego de que Robben anotará el primer gol del partido, Pep Guardiola no dudó y abrazo al cuarto árbitro para festejar la anotación del holandés.

El asistente solo sonrió y se quitó de encima al técnico del Bayern Múnich.  Al final el partido quedó igualado a un tanto.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad