publicidad
Mike McCarthy nunca superará la derrota ante Giants (AP-NFL).

Mike McCarthy aún está furioso por derrota en playoffs ante Giants

Mike McCarthy aún está furioso por derrota en playoffs ante Giants

Mike McCarthy, entrenador de Packers, aún no supera la derrota de Green Bay a manos de los Giants en los Playoffs Divisionales.

Mike McCarthy nunca superará la derrota ante Giants (AP-NFL).
Mike McCarthy nunca superará la derrota ante Giants (AP-NFL).

GREEN BAY, Wisconsin " Tramon Williams creció con Brandon Jacobs y tiene el jersey de los New York Giants de su equipo colgado en su casa. Estos días se trata menos de un homenaje a su amigo que de un recordatorio de lo sucedido en enero pasado.

¿Quién es el favorito de la NFC? Opina en los foros de la NFL.

Es difícil para el esquinero de los Green Bay Packers caminar junto al uniforme de los neoyorquinos sin pensar sobre lo que pudo haber sido, todo lo que perdieron al jugar el peor partido posible en el peor momento posible. Williams puede repasarlo todo, hasta los detalles, de ese día.

El punto es que Williams no lo ha superado. Y si creen que eso es tomarse la derrota mal, deberían de ver lo molesto que su entrenador sigue estando.

“Siempre me molestará”, dijo Mike McCarthy a NFL.com. El líder de los Packers se detuvo antes de disparar cinco oraciones consecutivas sobre el respeto que tiene por su contraparte de los Giants Tom Coughlin, de cómo su adversario recibió lo que merecía: “Creo que es uno de los mejores entrenadores de esta liga. Realmente me gusta la manera en la que lo hace, siempre me ha gustado”. Pero luego regresó a cómo se sintió y aún se siente, sobre el dominio de los visitantes 37 a 20 sobre los Packers en Lambeau.

publicidad

“Sentí en 2007, cuando nos derrotaron en el partido en tiempo extra, que ellos hicieron una jugada grande más que nosotros”, dijo McCarthy, en referencia a la derrota de los Packers a manos de los Giants en el Juego de Campeonato de la NFC. “Y el hecho de que ellos hayan sido visitantes, no quiero que suene mal, porque esa victoria es especial, es una gran victoria para su equipo. El margen de victoria por lo que los hicieron es para darles crédito. Pero sentí que nos dañamos a nosotros mismos en ese partido de playoffs. O mejor aún, no nos dimos una oportunidad de ganar el partido”.

“El partido de ’07 fue un gran partido y ellos hicieron una jugada más que nosotros. No nos dimos una oportunidad de ganar este. Uno prefiere que sea el otro equipo quien lo derrote”.

La razón por la que la derrota del 15 de enero aún no sable de su cabeza es que los problemas en esa tarde eran evitables. Los Packers entregaron el balón solo 14 veces en la temporada regular, pero lo perdieron cuatro veces en ese partido. El equipo permitió un pase inexplicable de 37 yardas para touchdown de Eli Manning a Hakeen Nicks en la última jugada de la primera mitad. La captura clave de Osi Umenyiora que le robó el balón a Aaron Rodgers llegó con los Packers en protección de siete hombres y el balón suelto de John Kuhn chocó con uno de sus bloqueadores.

“Así fue como fue el equipo”, dijo McCarthy. “Hemos sido suficientemente buenos para superar ese tipo de situaciones. Ese día no lo fuimos”.

publicidad

Es fácil olvidar ahora que en diciembre los Packers eran el máximo favorito de la NFL, luego de un campeonato de Super Bowl tras un arranque de 13-0 y amenazando romper récords de rachas de victorias y producción ofensiva con un plantel de jugadores de veintitantos años. No se requirió de mucho para cambiar esa narrativa.

La realidad es que McCarthy no lo cambiaría si pudiera. El hecho de que una derrota de segunda ronda en los playoffs represente una completa derrota es algo que el entrenador entiende. Eso muestra lo que es el programa de McCarthy y Ted Thompson. Pero también ilustra quienes son los Packers. Y que no quepa duda, el entrenador no tiene problemas con nadie que considere la derrota de enero un desastre del equipo. Porque así es exactamente como eso lo percibe.

“Francamente, nuestra historia y tradición es con lo que nos presentamos”, dijo McCarthy. “Rachas de cuatro victorias, de 10, y no tenemos a nadie golpeándose el pecho porque sabemos de qué se trata. No estoy faltándole al respeto a otras organizaciones pero algunos equipos nunca han ganado o lo han hecho una vez en 50 años. Es diferente. Es diferente cuando está en tu cara todos los días, es parte de tu lugar de trabajo. Es a lo que uno se atiene. No solo lo aceptamos y entendemos, es la realidad de trabajar aquí”.

Mejor que sea ahora, como lo ve McCarthy, cuando los Packers confronten todo eso. Como dice el entrenador, no olviden lo que pasó el año y asegúrense de que nunca vuelva a suceder.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad