publicidad
Si Green Bay puede conseguir marca de .500 durante la ausencia de Aaron Rodgers, el mariscal puede llevarlos a playoffs a su vuelta (AP-NFL).

Cómo los Packers pueden sobrevivir a la lesión de Aaron Rodgers

Cómo los Packers pueden sobrevivir a la lesión de Aaron Rodgers

Te presentamos una guía a lo que tienen que hacer los Packers para sobrevivir a la lesión de Aaron Rodgers y seguir siendo contendientes.

Si Green Bay puede conseguir marca de .500 durante la ausencia de Aaron...
Si Green Bay puede conseguir marca de .500 durante la ausencia de Aaron Rodgers, el mariscal puede llevarlos a playoffs a su vuelta (AP-NFL).

La vida sin Aaron Rodgers no comenzó bien para los Green Bay Packers en la semana nueve. El equipo tuvo una oportunidad de hundir muy profundo a los Chicago Bears en la NFC Norte y perdió la batalla de los mariscales suplentes en gran parte por su defensiva.

Ian Rapoport de NFL Media reportó que se espera que Rodgers se pierda de cuatro a seis semanas por una fractura en la clavícula, cosa que ayuda a proporcionar algo de claridad a lo que los Packers tendrán que enfrentar. Justo ahora hay un empate de tres equipos en la cima de la NFC Norte entre los Packers, Bears y Detroit Lions.

Los Packers no necesariamente tienen que estar en primer lugar cuando regrese Rodgers, pero tienen que mantenerse a flote. He aquí lo que el club tiene que hacer para mantener con vida sus esperanzas.

publicidad

Aprovechar un calendario débil

Muchos de los partidos más difíciles de Green Bay ya pasaron. Sus siguientes tres rivales ( Philadelphia Eagles, New York Giants y Minnesota Vikings) tienen una marca combinada de 7-18. Rodgers probablemente se perderá esos tres partidos además del viaje del Día de Acción de Gracias a Detroit, si bien es muy pronto para estar seguros.

Digamos que Rodgers se pierde cuatro partidos. Los Packers probablemente necesitan una marca de 2-2 en ese lapso para mantenerse cerca de los playoffs. Ellos tienen una organización suficientemente fuerte para conseguirlo.

La defensiva da la cara

Clay Matthews podría regresar de su lesión del pulgar incluso para la semana 10. Su presencia es muy necesaria en un cuerpo de apoyadores dsevastado. El apoyador interno Brad Jones también se acerca a volver. La defensiva de los Packers tuvo problemas contra Josh McCown, en parte porque el coordinador defensivo Dom Capers fue pasivo. Eso no es común en Capers, especialmente en esta temporada.

En general Green Bay ha mejorado a la defensiva en esta temporada. Los linieros defensivos Mike Daniels y B.J. Raji se han vuelto difíciles contra la carrera. La secundaria es talentosa, liderada por el profundo Morgan Burnett.

Los Eagles representan una ofensiva difícil contra la cual prepararse y son mucho mejores de visitantes (promedias 33.8 puntos fuera de casa y solo 14 en su estadio). Pero los Packers no enfrentarán a ninguna ofensiva dominante en las próximas semanas. No es mucho pedir a su defensiva que cargue con el equipo.

publicidad

Correr sin situaciones tan favorables

La presencia de Aaron Rodgers hizo la vida un poco más fácil para el juego terrestre de los Packers, que lidera la liga en yardas por acarreo. Los corredores han sido muy efectivos corriendo en formación escopeta, en ocasiones contra cinco o seis jugadores en el perímetro. Ahora no conseguirán situaciones tan favorables.

El novato Eddy Lacy lidera la liga en yardas terrestres en las últimas cinco semanas. Él y James Starks fueron capaces de correr con el balón contra los Bears. El entrenador Mike McCarthy ha hecho un gran trabajo de reconstruir su juego terrestre. Ahora este será la pieza central de la ofensiva.

Supervivencia de Seneca

Seneca Wallace no estaba listo para su momento contra Chicago. La última vez que fue titular fue en 2011 con los Cleveland Browns, completando 16 de 41 pases. Subsecuentemente fue cortado por los Browns en 2012, pasó un año afuera de la liga y fue cortado por los Saints y 49ers en agosto.

Es poco común ver a un quarterback ser descartado por tantos equipos solo para encontrar el éxito a los 33 años. Esto es lo que ha provocado el mal manejo de la situación de los mariscales suplentes de McCarthy. El coach invirtió mucho tiempo en el desarrollo de Graham Harrell antes de perder las esperanzas en agosto. B.J. Coleman pasó por el famoso “campamento de quarterbacks” de McCarthy en este receso de temporada y ya no está con el equipo.

publicidad

Wallace fue contratado justo antes de la semana uno luego de que McCarthy se rindiera con el experimento de Vince Young. Wallace fue una contratación de última opción y no se le vio cómodo contra Chicago.

No hay manera de reemplazar a Rodgers. Los Packers han anotado más puntos por partido con Rodgers en los mandos que cualquier combinación de equipo y mariscal desde 1950, con un mínimo de 50 partidos como titular (detrás de él están Tom Brady y Otto Graham). La pregunta es so Wallace puede ser un reemplazo competente. La mente ofensiva de McCarthy puede trabajar a favor de esa teoría.

Matt Flynn ni siquiera puede conseguir un empleo en la NFL en estos momentos. McCarthy ayudó a conseguirle a Flynn $14 millones en las últimas dos temporadas. No podemos esperar que Wallace lance seis touchdowns como lo hiciera alguna vez Flynn, pero McCarthy ha mostrado ser capaz de superar situaciones difíciles.

El problema es que nunca ha enfrentado una situación como esta. El ala cerrada Jermichael Finley se perderá el resto de la temporada y Randall Cobb no volverá en el futuro cercano. El tackle ofensivo T.J. Lang sufrió una conmoción contra los Bears. Los próximos días serán algunos de los más difíciles de la carrera de MCCarthy. Si su equipo puede sobrevivir hasta diciembre con marca de 2-2 en las próximas cuatro semanas, sin embargo, el panorama no es demasiado oscuro.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad