publicidad
El español David Villa marcó su quinto gol en la temporada.

New York City ratifica su evolución con una vibrante victoria 3-1 ante Montreal Impact

New York City ratifica su evolución con una vibrante victoria 3-1 ante Montreal Impact

De la mano de Villa, NYCFC consigue ganar su segundo partido al hilo: 3-1 a Montreal.

El español David Villa marcó su quinto gol en la temporada.
El español David Villa marcó su quinto gol en la temporada.

Por Ariel Judas

BRONX, NY- New York City FC y Montreal Impact entraron a la cancha del Yankee Stadium con la esperanza de que sus respectivas rachas negativas finalmente hayan terminado el pasado fin de semana.

El cuadro celeste cortó en Philadelphia una seguidilla de 11 encuentros sin triunfos. Y en Columbus, el Impact volvió a llevarse una victoria fuera de casa luego de casi una temporada y media sin conseguirlo. El choque en el Bronx se proponía, en principio, como una buena oportunidad para ratificar las mejoras que ambas franquicias evidenciaron el pasado fin de semana.

NYCFC intentó aplicar presión desde el inicio del encuentro. Tanto fue así que antes del segundo minuto de juego David Villa consiguió una falta en la puerta del área rival. “El Guaje” sumó antes del minuto 15’ de juego tres ocasiones de gol de cierta claridad. La mejor de ellas, un cabezazo no del todo preciso frente a Evan Bush tras un centro desde la derecha de R.J. Allen.

El dueño de casa de a poco se fue adueñando de todas las variables del juego. Dominando la mitad de campo y sin pasar demasiados apuros en las cercanías de su porteria. Todo bajo control para generar una buena cantidad de situaciones de gol a lo largo de la primera mitad.

Montreal, en cambio, se limitó a mostrar un planteo bastante conservador. Una austeridad futbolística que solamente fue alterada cuando -de manera individual- Andrés Romero, Ignacio Piatti y Jack McInerney intentaron batir a Saunders desde media distancia. La dupla argentina (que tanto aportó en las últimas victorias del equipo de Québec) no terminó de destacar en el primer tiempo.

publicidad

Quien sí resaltó fue Thomas McNamara, el volante polifuncional de New York City FC, figura en la primera victoria del equipo como visitante. El #15, arrancando desde izquierda, combinó en más de una ocasión con Ned Grabavoy, Patrick Mullins y David Villa para intentar abrir la cerrada defensa del Impact.

Desde el minuto 25’ se produjo una sucesión de intentos cada vez más acertados de cara a la portería custodiada por Evan Bush. NYCFC -jugando con una precisión poco vista esta temporada- terminó de rematar esa faena en el 31’, cuando McNamara combinó desde la esquina izquierda con Mullins dentro del área. El delantero dio un pase hacia atrás a Mehdi Ballouchy, quien por el rabillo del ojo vió la entrada por el centro de David Villa. El delantero asturiano anotó su celebradísimo cuarto tanto de la temporada.


El dominio y la velocidad de NYCFC se explican en gran medida por el intento de jugar al primer toque entre sus jugadores, especialmente de mitad de cancha hacia adelante. La defensa central, uno de los puntos débiles del equipo de Jason Kreis desde el comienzo de la liga, se vio bastante más sólida que en encuentros anteriores gracias a una acertada actuación del inglés Shay Facey.

El conjunto local cerró el primer tiempo con una de las mejores primeras mitades de esta temporada. Montreal Impact, en cambio, estuvo lejos de la imagen de equipo ‘caliente’ que había dejado ver en las últimas semanas.

publicidad

En el complemento el entrenador Frank Klopas intentó poner algo de orden en una defensa visitante que durante un buena parte de los primeros 45 minutos hizo agua. Víctor Cabrera dejó su lugar para dar paso a Anthony Jackson-Hamel, lo que forzó a efectuar cambios de posicionamiento en la defensa y la línea de volantes.

Las incursiones por las bandas probaron ser un buen recurso para New York esta noche. En el 50’, a toda velocidad y desde la derecha, J.R. Allen lanzó un centro que Mullins barrió a la carrera. Por poco no se consiguió el segundo gol de la noche. Pero fue un adelanto de lo que vendría.

La mejora de Andrés Romero e Ignacio Piatti le dieron alas a un Impact que parecía tener opciones de igualar en encuentro. La franquicia canadiense, frente a cierta pasividad de la línea de volantes del City, tomó el control del juego hasta la mitad del segundo tiempo.

Cuando todo indicaba que NYCFC podría pasarlo bastante mal en el último cuarto de hora, la solución llegó desde el banco de suplentes. El coach Jason Kreis dispuso los ingresos de Mix Diskerud y Kwadwo Poku.

El potente ghanés, en su primera intervención, robó una pelota en la salida de Montréal desde su área. El volante vio libre a Diskerud en la derecha, quien superó desde una esquina del área a un desprotegido Bush. Con esta anotación el internacional estadounidense cierra una gran semana, tras haber marcado también en el amistoso frente a Alemania jugado días atrás en Colonia.

publicidad

El final del encuentro fue trepidante. En el 88’, en medio de una confusión dentro del área Wandrille Lefèvre descuenta para Montréal, quien se lanzó a buscar un empate agónico. Dos minutos más tarde, con la defensa visitante a contrapie, David Villa sirvió una asistencia perfecta para Kwadwo Poku, quien selló la victoria de su equipo con su primer tanto en la liga.

El resultado final fue 3-1. La victoria más clara de New York City FC esta temporada. El segundo triunfo consecutivo y el tercero de todo el año en esta liga inaugural para los celestes. Por primera vez (dejando de lado lo hecho frente a New England en el inicio del año) el conjunto de Jason Kreis demostró autoridad y categoría frente al rival de turno. Quizás sí, después de todo, el 1-2 en Philadelphia fue el inicio del camino hacia la competitividad que hasta ahora no había aparecido.

 

 

 

publicidad
publicidad
El delantero estrella del New York City FC, se convirtió en el primer español en anotar tres goles en un partido del futbol estadounidense.
El goleador del City es el héroe en Yankee Stadium
Te presentamos los mejores cinco goles que dejó una nueva fecha del fútbol estadounidense.
El "Guaje" arrastra marcadores y deja el balón en bandeja para Harrison, autor del 1-0 de NYCFC sobre el Revolution.
publicidad