publicidad

Paridad hasta el último minuto, la catedra del maestro Oscar Pareja| Bueno, Malo y Bomba

Paridad hasta el último minuto, la catedra del maestro Oscar Pareja| Bueno, Malo y Bomba

Vancouver Whitecaps confirmó su pésimo momento, no supieron revertir ante la floreciente rosa.

Bueno, Malo y Bomba Semifinales de Conferencia

LO BUENO – Tensión al máximo hasta el último segundo

Ninguna de las series de las semifinales de conferencia desmereció, no hubo ningún encuentro definido hasta el último minuto, no hubo ninguna disparidad que tornara alguno de los enfrentamientos de las semifinales de conferencia en aburridos o con un final cantado anticipadamente. Esto es muy difícil de encontrar hasta en las mejores ligas del mundo sea del continente que sea o del deporte que me quieran hablar. New York Red Bulls anotó el gol del pase a la final, pasados los 180 minutos de toda la serie, y siempre pendiendo de un hilo que el D.C. United no anotara el gol del empate que forzara el alargue. Columbus Crew SC y Montreal Impact se dieron con todo en ambos encuentros, y sus diferencias solo se pudieron definir en tiempos extras con un golazo del goleador Kei Kamara. FC Dallas tuvo que llegar hasta la definición por penales contra Seattle Sounders. Y finalmente, Portland Timbers, al igual que los taurinos, logró despegarse definitivamente hasta el tiempo agregado con el gol de la estocada final que ahuyentó todo tipo de esperanza de que Vancouver empatara. Aquí no hubo semifinales de un Barcelona aplastando al Bayern de Múnich, o una Alemania paseando a Brasil, o un New England Patriots arrollando a Indianápolis Colts. En la MLS hubo paridad con las revoluciones a mil por hora durante 180 minutos o más.

publicidad

LO MALO – Grises Whitecaps caen espinados

Tienen un interesante proyecto bajo el mando del entrenador Carl Robinson. Son capaces de desplegar uno de los juegos más agradables de la liga y tienen un plantel suficientemente amplio para que sus futbolistas individualmente brillen en diferentes instancias de la temporada. Tuvieron un buen arranque en los primeros meses de la liga, se pensaba que si lograban terminar en una posición privilegiada, y pudieran cerrar en casa por primera vez una eliminatoria en Playoffs, sus chances de llegar lejos se aumentarían exponencialmente. Pero no fue así. A los Playoffs llegaron con la misma inconsistencia que los caracterizó desde mediados de temporada, y con una falta de punch poco común. El futbol, es de rachas, es de momentos, y Vancouver Whitecaps nunca entendió eso. Llegó a los Playoffs con un triunfo en sus últimos seis partidos, y esa victoria fue muy engañosa ya que se dio ante el ya sin aspiraciones Houston Dynamo en la última fecha. El equipo se le cayó a Robinson, es cierto que algunas lesiones mermaron el rendimiento, pero lo de los Whitecaps se venía anunciando ya como una presa vulnerable con todo y su segundo lugar en la Conferencia del Oeste. Peor aún, es que se sucumbió ante un clásico rival de Cascadia, Portland Timbers.

LO BOMBA – Maestro de maestros

Una cátedra de tener a todo el plantel a punto física y mentalmente, de transmitirle confianza a cada uno de sus dirigidos – titulares y suplentes –, de saber mover sus piezas en el momento idóneo, y de que la edad no es factor, es lo que Oscar Pareja nos acaba de dejar como legado en estos Playoffs. Analicemos cada punto. Físicamente FC Dallas hizo el desgaste total, echándosele encima a Seattle, y nunca dejaron de generar y buscar el arco contrario, simplemente incesante. Mentalmente estuvieron eliminados durante 84 minutos, se levantaron de eso, solo para verse eliminados de nuevo seis minutos después, pero su hambre les dio para revivir en los segundos adicionales. La confianza que tiene cada uno de los jugadores del FC Dallas se nota a leguas en la manera en que se desenvuelven en la cancha, todos están a punto, titulares y suplentes, y esto solo se logra si estos tienen la confianza plena en su técnico y viceversa. El estratega colombiano realizó tres cambios y los tres en su debido momento, le respondieron, participando en los dos goles claves que anotaron los Hoops. Dallas es el equipo más joven de la liga, y Pareja no se amedrentó ante uno de los más experimentados con grandes jugadores de abolengo que en el promedio de edad le saca más de cuatro años de diferencia. Pareja no sacó a los chicos que lo llevaron a estas instancias para darle cabida a los veteranos, no, al contrario. Acabó siendo el arquero que en su partido número 13 como titular, que apenas tiene 20 años de edad, quien acabó siendo héroe en la tanda de penales. Pareja es el maestro de maestros en la MLS.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad