publicidad
Darwin Cerén celebra su gol para Orlando City SC

Orlando City SC golea por 5-2 a Columbus Crew, con goles de Larin, Cerén Collin e Higuita

Orlando City SC golea por 5-2 a Columbus Crew, con goles de Larin, Cerén Collin e Higuita

Orlando City SC golea por 5-2 a Columbus Crew, con goles de Larin, Cerén Collin e Higuita

Darwin Cerén celebra su gol para Orlando City SC
Darwin Cerén celebra su gol para Orlando City SC

Por: Sergio Ruiz Torres

ORLANDO, Florida - Un doblete del canadiense Cyle Larin, quien llegó a once tantos en la campaña empatando el récord de goles de un novato en una sola temporada, lideró la mayor goleada en la historia del Orlando City SC, que derrotó por un claro 5-2 al Columbus Crew SC en el encuentro jugado en el Citrus Bowl.

Larin marcó a los 18' y 53' para alcanzar cinco goles en los últimos dos encuentros. Darwin Cerén, Aurelien Collin y Cristian Higuita, completaron los cinco de los leones del centro de la Florida, con gran colaboración de Kaká. Federico Higuaín había adelantado al Crew a los 5' y un autogol de Collin en el 90' selló el resultado.

Como lo obligaba la situación del equipo en las últimas fechas, Orlando City SC salió decidido a no dejar escapar los puntos de su casa, ante un rival ante el que no había podido ganar en los dos duelos previos (derrota y empate).

Por eso no extrañó que apenas a los tres minutos ya los de púrpura tuvieran una buena ocasión para abrir el marcador en los pies de Cyle Larin, quien quedó prácticamente frente al portero, pero no pudo definir.  La intensidad en el ataque de los locales, los dejó muy abiertos en su defensa en los primeros minutos y esto fue aprovechado por los visitantes, que muy temprano consiguieron romper el cero en el marcador.

Justin Meram avanzó por el medio y habilitó de gran forma a Higuaín, quien se anticipó al cierre del portero Tally Hall para mandarla al fondo de las redes con el 0-1 apenas a los cinco minutos del partido. Tras el gol, la clave para los dueños de casa fue no renunciar a su propuesta inicial. Lejos de sufrirlo, Orlando no se desdibujó y siguió siendo dueño de la posesión y de las acciones.

publicidad

Larin volvió a disponer de una buena oportunidad a los 12', cuando remató a quemarropa un centro de Luke Boden, que hizo lucir al portero Steve Clark.  Pero como dice el dicho, a la tercera va la vencida y el canadiense tuvo una buena ocasión que esta vez no iba a fallar.

Corría el minuto 18, cuando un centro rastrero de Corey Ashe esta vez fue rematado a gol por Larin, para su décimo gol de la temporada, colocando así el 1-1 en la pizarra del Citrus Bowl.

Ya con las cosas niveladas, el Crew adelantó sus líneas tratando de recuperar la ventaja. Kei Kamara lo buscó y estuvo muy cerca en dos ocasiones, primero a los 22' con un frentazo que sacó Hall al córner y luego al 29' con un remate al palo tras un tiro de esquina.

Pero hubo un aspecto clave en el funcionamiento de Orlando, que iba a ser determinante para el resultado: la ubicación de Kaká. Esta vez no estuvo como armador en el centro, sino como un segundo punta, lo que abrió espacios para que Larin y otros pudieran tener mayor presencia en el área rival, lejos de la pesada marca.

Y justo la lucha de Kaká fue fundamental para el 2-1 a los 38', cuando peleó un balón y se la cedió a Darwin Cerén, quien remató en primera instancia y falló, pero con la suerte que el rebote fue a caer nuevamente a sus pies y esta vez el salvadoreño con una fuerte definición no iba a fallar para el 2-1 con el que se cerró el primer tiempo.

publicidad

Para el complemento, Columbus dejó en el camerino a Ethan Finley, el mejor asistidor de la temporada. Y como para terminar de redondear la mala noche, el rival iba a liquidarlo muy temprano.

La combinación Ashe-Larin volvió a hacerse presente en el 53', cuando un nuevo centro del lateral fue capitalizado por el encendido delantero, quien puso el 3-1 con su undécimo gol de la temporada.

Ese gol rompió definitivamente el duelo. Los visitantes se desdibujaron por completo y esto fue aprovechado por Orlando para confeccionar la goleada más grande de su historia.

El 4-1 lo firmó el defensor francés Aurelien Collin en el 77', tras cabecear a gol un tiro de esquina cobrado por Luke Boden.  El decorado lo terminó el colombiano Cristian Higuita al 85' con un frentazo luego de un medido centro de Kaká, todo antes que un autogol de Collin en el 90' le diera las cifras definitivas al encuentro con el 5-2.

La victoria es clave para Orlando que después de algunas semanas irregulares, logra sumar los tres puntos completos y vuelve a la lucha por la clasificación en la Conferencia del Este. Columbus por su lado, con el revés, cayó hasta el tercer lugar de la tabla de este lado del país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad