publicidad
BWP terminó la temporada regular con 17 goles.

New York Red Bulls llega fuerte a Playoffs: 2-1 a Chicago Fire y el Supporters' Shield

New York Red Bulls llega fuerte a Playoffs: 2-1 a Chicago Fire y el Supporters' Shield

Derrotaron 2-1 a Chicago Fire para consagrarse como el mejor equipo de la MLS en la temporada regular.

BWP terminó la temporada regular con 17 goles.
BWP terminó la temporada regular con 17 goles.

Los goles de Bradley Wright-Phillips y Sacha Kljestan en la misma primera mitad, encaminaron el triunfo del New York Red Bulls 2-1 en su visita al Chicago Fire para ganar el Supporters' Shield y terminar de la mejor forma la temporada regular.

El triunfo le permite al conjunto neoyorquino avanzar a la etapa decisiva como el mejor de los 20 equipos y con ello tener la ventaja de local en la disputa de los juegos decisivos rumbo a la esperada final.

Desde el mismo pitazo inicial el Red Bulls llevó la iniciativa y dejó claro que buscaría liquidar el encuentro temprano para evitar complicaciones y asegurar el triunfo para completar la meta de convertirse en el mejor conjunto de toda la ronda regular.


Por eso no extrañó que ya a los 3 minutos de haberse iniciado el encuentro, contaran con un tiro de esquina y que sólo cuatro minutos después, Bradley Wright-Phillips estuviera cerca de abrir el marcador.

No tardó mucho en lograr la apertura de la pizarra, pues en la siguiente jugada en el minuto 8’, Wright-Phillips aprovechó un rebote tras un tiro de esquina desde la izquierda, y solamente tuvo que empujarla al fondo de la red para su gol número 17 de la temporada.Los locales trataron de sacudirse el dominio visitante, pero les costó penetrar a una defensa que con mucha jerarquía mantuvo a raya cada ataque de Chicago. Sólo al 17’ pudo acercarse con seriedad, con un disparo de Gilberto, tras una buena habilitación de Patrick Doody.

publicidad

Cada vez que Nueva York llegó a las cercanías del arco rival, lo hizo con peligro y por ello no tardó en encontrar el gol que le diera mayor tranquilidad para administrar el resto del encuentro.

Corría el 33’ cuando Mike Grella recibió dentro del área y cuando se disponía a rematar, fue derribado por Patrick Nyarko, en una infracción que el árbitro no dudó en sancionar como penalti.

Sacha Kljestan se hizo cargo del cobro y de manera impecable colocó el 0-2 que ya les daba una ventaja suficiente para no tener mayores sobresaltos en el encuentro, yéndose con ese marcador al descanso.

Chicago sacó el resto en la segunda etapa, Gilberto siendo uno de los más activos en el ataque, aunque sin mucha fortuna de cara al arco rival.

El ingreso de David Accam al 58’ hizo fluir con más peligro el balón en el último cuarto de cancha, aunque eso no se tradujo en muchas ocasiones que pusieran en riesgo el score.

Al contrario, Gonzalo Verón y el recién ingresado Shaun Wright-Phillips, dispusieron de un par de llegadas en el 78’, que por poco y aumentan la cuenta.

Sin embargo, el asedio de los locales iba a encontrar su premio en el 78’ en una buena definición de Gilberto, el que más lo había buscado a lo largo del encuentro. Era el 1-2 con el quinto gol para él en la temporada.

El tiempo transcurrió sin que la victoria para los visitantes llegara a estar en riesgo, alcanzando así la anhelada meta de sumar los tres puntos que concretaron la meta de culminar en lo más alto de las dos divisiones.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad