publicidad

Mauro Biello llega como interino al banquillo de Montreal donde los resu... Mauro Biello llega como interino al banquillo de Montreal donde los resu...

MLS

Mauro Biello llega como interino al banquillo de Montreal donde los resultados no mandan

Mauro Biello llega como interino al banquillo de Montreal donde los resultados no mandan

Mauro Biello llega como interino al banquillo de Montreal donde los resultados no mandan

Mauro Biello

Por: Hugo Chávez Barroso (@HugoCarlosChB)

Si Montreal Impact tiene un hombre institucional caminando entre sus pasillos, ese es su nuevo director técnico interino, Mauro Biello.

Con el club canadiense jugó cerca de 18 años y aún mantiene el record de goles y partidos disputados en la historia del club. Su edad ya no le dio para llegar en activo para cuando el Impact se mudó a la MLS en 2012, cuando Biello ya tenía tres años de haberse retirado.

Pero Biello siguió en el club como asistente técnico, y ha visto pasar a los tres entrenadores que la administración de Joey Saputo ha fichado y despedido entre 2012 y hace unos días.

Para entender en dónde está parado Biello, y cómo podría quitarle el “interino” a su título, hay que entender cómo se ha manejado la situación de los directores técnicos del Impact en la MLS.

TRES ENTRENADORES EN TRES AÑOS

Para la temporada del debut, Jesse Marsch fue el elegido. Montreal logró una respetable cosecha de 43 puntos, y aunque esto no alcanzó para clasificarse a los Playoffs, daba indicios de algo importante ya que comparado los tres anteriores equipos de expansión – Vancouver Whitecaps, Philadelphia Union y Portland Timbers – el Impact de Marsch tuvo un mejor registro.

Eso no fue suficiente para que Marsch continuara en 2013. Hoy es el técnico de los New York Red Bulls, y a pesar del rechazo inicial de los fanáticos, en base a resultados es uno de los equipos que mejor posicionado está y mejor futbol despliega.

publicidad

Para la segunda temporada en la MLS, el suizo Marco Schällibaum fue el elegido. La primera parte de la campaña 2013 fue más que alentadora (y quizás acabó siendo la propia cruz del técnico), generando mucha expectativa al tener al equipo en los primeros puestos de la tabla general. Tuvo un dramático bajón en la segunda parte de la misma, pero eso no impidió que apenas en su segunda temporada en la liga Montreal clasificara a los Playoffs. Suena fácil, pero su archirrival Toronto FC tiene nueve temporadas sin poder lograrlo desde que ingresó a la MLS.

Al final del año, Saputo corrió la misma suerte que su antecesor.

Para 2014 se fichó a Frank Klopas, quien había sido cortado del Chicago Fire. Klopas tuvo un 2014 desastroso e infame, terminando en el último lugar de la Conferencia del Este. Y contra todo pronóstico, y teniendo a los dos anteriores técnicos como referencia, mantuvo su cargo para el 2015.

¿Finalmente el dueño Joey Saputo estaba confiando en un proceso a pesar de que se tuviera que sufrir antes de conseguir los resultados?

Todo indicaba que sí.

El primer semestre del 2015, vio a Montreal quedarse a 45 minutos de ganar una histórica Champions League en su propia casa. Además, el proceso de Klopas fue suficientemente convincente para que figuras como Ignacio Piatti, Laurent Ciman y Didier Drogba aceptaran firmar en el cuadro franco-canadiense.

publicidad

Para el segundo semestre, el equipo perdió su segunda final del año – en el campeonato canadiense – pero en liga están más que cerca de meterse en puestos de Playoffs ya que están a un punto del Orlando City por el último boleto pero el Impact tiene cuatro partidos menos disputados. Los Playoffs son más que viables.

Y fue entonces que recibimos la respuesta a la pregunta anterior. No, Saputo no confió en otro proceso, y lo cortó justo cuando estaba dando resultados y formando un interesante grupo de futbolistas.

¿PODRÁ BIELLO MANTENER UN PROCESO?

Entonces, ¿qué podemos esperar para Mauro Biello?, cuando al parecer y bien expuesto en las palabras escritas por Steve Clare en Prost Amerika ‘Montreal: Donde solo el fracaso te garantiza tu trabajo’.

Uno pensaría que si logra meterlos al Playoffs y quizás avanzar una o dos rondas, bastaría para que se ganara su derecho de piso. Pero de acuerdo a la historia, un desastre al estilo de Klopas en 2014 sería la manera de mantener su puesto.

Lo que Biello podría poner en práctica, conociendo los pros y contras de los últimos tres técnicos de los cuales él fue asistente, podría ser parte de la formula. Las otras partes que le favorecen es conocer el club a fondo y que el grupo de futbolistas también está familiarizado con él.

Dicen que los técnicos son hijos de los resultados, pero como Biello bien debe saber, ese no es el caso en Montreal. Quizás es él, que tiene amplio conocimiento de las entrañas del club, quien será capaz de descifrar la manera de combinar resultados, expectativas y convencer a la directiva de un proceso con continuidad.

Los asistentes que se volvieron técnicos en la MLS


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad