publicidad

La historia del fútbol en Los Ángeles: Parte II logo-deportes-white-desk...

MLS

La historia del fútbol en Los Ángeles: Parte II

La historia del fútbol en Los Ángeles: Parte II

La historia y relevancia de la urbe angelina a nivel internacional

Dunga levanta el trofeo de la Copa Mundial USA 1994

Por: Hugo Chávez Barroso (@HugoCarlosChB)

Lo invitamos a leer la primera parte de esta entrega, en donde se relata la historia de los clubes profesionales y amateur más importantes de Los Ángeles.

---------

El fútbol de los Estados Unidos no puede concebirse sin tener a Los Ángeles en mente, pero el fútbol internacional también comparte una rica historia con la ciudad del sur de California.

Pretemporadas Internacionales

Innumerables partidos de pretemporada o amistosos se han jugado en la ciudad angelina. A través de los años los equipos mexicanos y europeos son los que más han visitado la ciudad californiana.

Desde comienzos de la década de los 50, equipos como el Manchester United ya hacían el viaje transatlántico, para el deleite de los aficionados angelinos. Algunos de los rivales que llegó a enfrentar el cuadro de Manchester, fue el Atlas de Guadalajara, que por aquella época ganaría su único título de liga nacional.

En el recién concluido verano 2015, se jugó la International Challenge Cup que es básicamente una serie de partidos de pretemporada, el cual vio al LA Galaxy beneficiarse de las pretemporadas del Club América y el FC Barcelona, a quienes enfrentó en el StubHub Center y en el Rose Bowl, respectivamente. Difícilmente pasa un verano sin que clubes del orbe visiten Los Ángeles.

Antes de Columbus y del "Dos A Cero"

publicidad

Cuando la selección de los Estados Unidos empezaba a contagiar a los aficionados estadounidense e incrementaba el interés por el fútbol, entre las décadas de los 50 y 70, la selección jugó varios partidos de eliminatoria mundialista en Los Ángeles.

Varios de esos partidos eliminatorios fueron ante la selección de México, donde estaba garantizada una entrada multitudinaria pero en el que el apoyo era mayoritariamente para los verdes. México goleó en varias ocasiones al representativo de las barras y las estrellas, pero también consiguió significativos empates. Aún estaban lejos los días de las frías eliminatorias en Columbus, donde EE.UU. derrotaría constantemente a los mexicanos.

Juegos Olímpicos 1984

J ustamente en la década de los 80, en ocasiones hasta sin pretenderlo, el fenómeno del fútbol dio importantes indicios de que había un mercado masivo hambriento de mucho más. Algunas de las bases del fútbol de la época moderna en los Estados Unidos se cimbraron como parteaguas de forma involuntaria, principalmente en 1984 en Los Ángeles.

La ciudad angelina organizaba sus segundos Juegos Olímpicos en la historia, y entre los deportes que constituirían al evento se encontraba el fútbol.  

Fueron las primeras olimpiadas en las que se permitieron a jugadores profesionales formar parte de sus respectivas selecciones, aunque con algunas restricciones, ya que sobre todo para las selecciones de Sudamérica y Europa, los jugadores no podían ser mundialistas o consagrados. Aun así el torneo tuvo a estrellas (o futuras) como Dunga, Gilmar, Guy Lacombe, Daniel Xuereb, Dragan Stojković, Roger Milla, Marco Antonio Figueroa, Andreas Brehme, Hugo Pérez, Franco Baresi, Walter Zenga, Daniele Massaro, Aldo Serena y varios otros que luego jugarían Mundiales.

publicidad

La final se jugó en el Rose Bowl, y no en el Coliseo de Los Ángeles donde se llevaban a cabo varios deportes olímpicos. Ante más de 100 mil aficionados que abarrotaron el estadio, Francia venció 2-0 a Brasil. En su momento fue record olímpico y para un partido de fútbol en EE.UU. en cuanto a la asistencia se refiere. Las entradas durante toda la justa fueron altísimas, y superaron por mucho a cualquier otro evento olímpico realizado en 1984.

Inéditamente solo se televisaron alrededor de 10 minutos de la final. Pero quedaba claro que el fútbol traspasaba la barrera de lo mediático, no era necesaria su difusión, claramente había una afición hambrienta de fútbol.

El precedente sirvió para que EE.UU. pusiera en la mesa su candidatura para organizar la Copa Mundial de 1994, que eventualmente la FIFA daría como ganadora. Pero sin lo ocurrido en Los Ángeles en aquella competencia de futbol olímpica una década antes, la historia sería muy distinta.

Copa Mundial USA 1994: entre Rosas

Como no podía ser de otra manera, Los Ángeles fue una de las sedes elegidas para la fiesta futbolística más importante que solo sucede cada cuatro años.

Incluso, previo a la Copa Mundial, la selección de los EE.UU., que adoptó bajo la dirección técnica Bora Milutinovic una estructura estilo club, la selección tenía su concentración principal durante los años previos al torneo en Los Ángeles. Años después, con la construcción del complejo deportivo del StubHub Center, la selección de las barras y las estrellas adoptó a la ciudad angelina como su hogar de concentración regularmente.

publicidad

Fue precisamente en el Rose Bowl, 10 años después del fenómeno olímpico, donde se jugó la final de aquella exitosa Copa Mundial donde todos los partidos lucieron un lleno absoluto.

Fue en Los Ángeles, donde Brasil consiguió su cuarto título mundial y terminó con una sequía de 24 años. Fue ahí, donde Roberto Baggio falló el fatídico penalti que dejó a Italia tendido en lágrimas, y pasó de la gloria al infierno.  

Copa Mundial femenina 1999

El éxito a nivel masculino, se duplicó a nivel femenino con la organización de la Copa Mundial de la especialidad al final del siglo. Y fue nuevamente Los Ángeles, el escenario cumbre.

EE.UU. coronó sus esfuerzos en el futbol, con la conquista de su propio Mundial, ante un repleto Rose Bowl en la final contra China. Fue el día que toda una generación, vio a la ídolo Mia Hamm campeona, el día que Brandi Chastain dejó una postal para la posteridad.

Fenómeno Selección Mexicana

Desde que la selección visitaba la urbe angelina en décadas previas a los 90, la fiel afición siempre se hizo presente. Pero en los 90 su presencia estalló, al punto de que sus presentaciones en el Coliseo o en el Rose Bowl, eran de status de rockstars, ya que no solo era para amistosos sino también para disputar partidos oficiales de Copa Oro o Copa USA.

publicidad

Entradas espectaculares se registraron cuando México enfrentó a Brasil en la final de la Copa Oro ’96 y a EE.UU. en la del ’98 en el Coliseo. Para los siguientes años las cosas no han cambiado mucho, ya que en la final de la Copa Oro 2011, entre México y Estados Unidos en el Rose Bowl, el estadio estuvo a reventar, con mayoría de aficionados apoyando al Tricolor.  

Este articulo utilizo información de “History of Soccer in Greater Los Ángeles” página mantenida por David Litterer, & de “History of Soccer in Los Ángeles” por Stephen Brandt de la página The Goat Parade.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad