publicidad

Giovani dos Santos y Romain Alessandrini, la dupla que levanta a LA Gala...

MLS

Dos Santos - Alessandrini, la dupla ganadora de LA Galaxy.

Giovani dos Santos y Romain Alessandrini, la dupla que levanta a LA Galaxy y lo hace soñar

Giovani dos Santos y Romain Alessandrini, la dupla que levanta a LA Galaxy y lo hace soñar

La química entre el francés ex Marsella y el mexicano, empieza a dar frutos para el LA Galaxy. El entrenador considera que esa relación es vital.

Dos Santos - Alessandrini, la dupla ganadora de LA Galaxy.
Dos Santos - Alessandrini, la dupla ganadora de LA Galaxy.

Por: John E. Rojas - @jrojasa75

Si LA Galaxy quiere que su temporada siga la tendencia ascendente de los recientes dos partidos con victorias, la química entre Giovanni dos Santos y Romain Alessandrini debe seguir creciendo como se ha notado recientemente.

Entre los dos, el equipo dirigido por Curt Onalfo suma 10 goles, 6 asistencias y 25 al arco rival. Y aunque es claro que el francés es el mayor contribuyente hasta ahora, también lo es que la relación con el mexicano empieza a dar frutos.

“Las relaciones toman su tiempo, y ellos se van conociendo cada vez más en sus formas de trabajar y de hacer las cosas”, le dijo al respecto Onalfo a FútbolMLS.com, “pero ya se puede ver claramente cómo se combinan”, puntualizó el entrenador.

En la misma línea, dos Santos siente que la relación está en ebullición, “la relación entre él y yo siempre ha sido magnífica desde el primer día. Siempre es fácil conectar con un jugador como él y creo que la química está mejorando”.

Tiro libre indirecto termina en golazo de Romain Alessandrini Univision Deportes Network

Para Onalfo, se trata de dos jugadores poco egoistas. “Gio es un jugador de equipo, va a hacer siempre lo que sea mejor para el equipo”, aseguró el entrenador.

El más conocido para todos es el mexicano, por eso la descripción del entrenador sobre el francés sirve para dar luces. “Es un jugador de equipo, muy poco egoísta en la forma en que trabaja y se esfuerza. Es diferente, puede desequilibrar, crear opciones tanto en jugada en movimiento como en pelota quieta y las puede terminar también”.

La 'galáctica' combinación entre Alessandrini y Dos Santos que finalizó en un soberbio gol frente a Minnesota United el pasado domingo es prueba de la calidad y el potencial de las dos figuras del cuadro angelino.

Espectacular golazo de Giovani dos Santos, de taco, con un globito y con el borde externo UniMás

Las palabras de Alessandrini confirman la percepción sobre su ética de trabajo. “Personalmente me siento bien, pero lo importante no soy yo, es el equipo”.

El francés reconoció que el tiempo ha jugado a favor y en contra. “Lo bueno es que todavía en la liga no muchos me conocen y eso me da espacios”. Por el otro lado asegura, la relación con Gio es parte de su adaptación.

“Para ser honesto yo no sabía mucho de la liga y en estas semanas me he estado enterando de todo y conociendo a mis compañeros. Gio crea muchas opciones y tenemos que aprovecharlas”, aseguró Alessandrini.

Relacionado
Alessandrini escribe LA con sus dedos tras marcar gol.
Romain Alessandrini va en camino de convertirse en el André Gignac de LA Galaxy en la MLS
El francés jugó con el delantero de Tigres, son amigos, y ahora vive un proceso similar al que pasó su colega al cambiar Marsella por la Liga MX.

El mexicano siente el mismo respeto por su nuevo compañero, “él (Alessandrini) es un jugador rápido, con regate, calidad, desequilibrio. Para mí es un placer poder jugar a su lado y cada vez entendernos mejor”.

Dos Santos dice que no hay secretos en su nueva química, “nos conectamos bien porque sabemos de las cualidades de cada uno y confiamos el uno en el otro”.

Onalfo por su parte abre los ojos, sonríe y casi que se frota las manos para definir la relación, “esperamos que esos síntomas continúen, son parte de crecer como grupo, de entenderse entre sí. Pero estamos completamente seguros de que cuando esos dos se combinan somos muy peligrosos”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad