publicidad

Entrenador de Philadelphia Union pide perdón por perder segunda final consecutiva en casa

Entrenador de Philadelphia Union pide perdón por perder segunda final consecutiva en casa

Tras perder la segunda final consecutiva en casa, Jim Curtin estuvo desolado

Jim Curtin, DT de Philadelphia Union pensativo

Por: Diego Pinzón (@PinzonDiego) | Enviado especial

CHESTER, Pensilvania – Dos finales, dos resultados adversos.

Philadelphia Union pudo conquistar el primer título en la historia del club el miércoles en la noche, pero los cobros desde el punto penal decidieron que la suerte le correspondía a Sporting Kansas City. Suerte o no, lo cierto es que el Union se fue arriba en el marcador al minuto 23 del tiempo reglamentario, y no supo contener el resultado, que terminó emparado a un gol tras 120 minutos de juego.

Aunque tuvo más aproximaciones al arco rival, Philadelphia no pudo concretar el segundo gol y en los penales falló dos de ocho cobros, contra un solo fallo del adversario que terminó alzando la Open Cup.

“En otra noche cualquiera, hubiera salido en nuestro favor. Por alguna razón, hoy no fue esa noche”, comentó el entrenador del Union Jim Curtin después del partido. “Es doloroso porque nuestros aficionados estuvieron excelentes. Como siempre nos estuvieron apoyando y no habríamos podido pedir un mejor ambiente.

“Lo único que puedo es pedir perdón por no corresponderlos”.

Y es que lamentablemente es el segundo año consecutivo en que Philadelphia pierde la final de la Open Cup, y lo más alarmante es que en ambas cayeron jugando en su propia casa, el PPL Park. En 2014, Seattle Sounders fue el verdugo ganando por 3-1 en tiempos extra luego de empatar el partido en el segundo tiempo reglamentario.

publicidad

“Estamos doblemente destrozados”, confirmó Curtin. “Me siento mal porque no hay peor sentimiento que perder una final y ya lo hemos hecho dos veces y en casa. Es difícil volver a motivar a los muchachos, pero hay que intentar buscar lo positivo”.

Eso fue justamente lo que intentó Curtin en la conferencia de prensa. Con una sonrisa, quizás nerviosa o tal vez reaccionaria, el timonel del Union exaltó el trabajo de sus jugadores.

“Ellos hicieron todo lo que les pedí. Lucharon por mí. Son excelentes muchachos”, indicó Curtin. “Quiero que tengan la oportunidad de sentir lo que se siente ser campeón. Algunos ya lo han sentido antes, pero hacerlo todos juntos sería especial y cambia para siempre la dinámica del equipo”.

“Hoy, todo cae sobre mí. Si hay alguien a quién culpar, ese soy yo”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad