publicidad

Dúo Obafemi Martins - Clint Dempsey, ¿cuánta falta le hizo a los Sounders?

Dúo Obafemi Martins - Clint Dempsey, ¿cuánta falta le hizo a los Sounders?

Días oscuros se vivieron en Seattle sin sus goleadores; comienzan a ver el final del túnel

Clint Dempsey y Obafemi Martins celebran un gol para Seattle Sounders
Hay quienes argumentan que nadie es indispensable en un equipo de futbol. Evidentemente, no tienen idea de la dependencia de Seattle Sounders por

Clint Dempsey y Obafemi Martins.

Estamos hablando de uno de los planteles más completos de la MLS, y con un técnico ganador y conocedor en esta liga.

El punto de inflexión negativo para Seattle llegó en una derrota a principios de junio en los octavos de final de la U.S. Open Cup de los EE.UU. frente a su archirrival, Portland Timbers. Esa noche, los Sounders perdieron mucho más que un clásico, pues Dempsey quedó suspendido por seis partidos y a Martins se lesionó. Posteriormente, Clint se asentaría por convocatoria a la selección y más adelante por lesión.
publicidad

Seattle era hasta ese momento el cuadro más temido, con un juego exquisito, y una ofensiva letal que los colocaba con una marca de nueve triunfos, cuatro perdidos y dos empates, para una marca de 29 puntos. Pero la ausencia de la dupla formada por el estadounidense y el nigeriano, los dejó al desnudo.

¿SABES LO QUE HICISTE EL VERANO PASADO?

Fue un triste verano para los Sounders, que en nueve partidos en la MLS sin sus dos estelares delanteros, solo pudo ganar un partido en liga, y decepcionantemente sumar ocho descalabros.  

Solo en un partido pudo mantener el cero en su arco, y en cuatro recibió más de dos goles. En el ataque tan solo pudieron sumar tres goles, nunca anotaron más de uno por encuentro, y tuvieron una racha de cuatro partidos consecutivos en sequía total.

El equipo se cayó dramáticamente en dos meses, contando ya con más derrotas que victorias, y su ataque reducido a uno de las peores cinco de la liga. Lo único rescatable era que el colchón que habían conseguido con Martins y Dempsey aun los mantuvo en puestos de Playoffs.

Hasta el mito del CenturyLink Field – de ser una de las canchas más difíciles de la liga – se comenzaba a tambalear.

EL REGRESO DEL GRAN OBA

Obafemi Martins regresó para el partido como local contra Orlando City y con tan solo 66 minutos jugados ese día, el equipo marcó 4 goles, con un doblete del nigeriano incluido. Es decir, anotaron en total más goles ese día, que en toda la ausencia de Oba.

Con Martins en la cancha y con un Seattle más de enjundia que de buen futbol, le pegaron en el clásico de Cascadia a los Timbers por 2-1 en el CenturyLink, impidiendo así que su archirrival les ganara por primera vez en casa en temporada regular. Oba marcó el primero de la tarde y posteriormente provocó el penalti que resultó en el segundo tanto. Al final, Seattle se metió en su arco y con el corazón en la mano saco los tres puntos.

Finalmente, Dempsey regresó para un segundo partido en casa de forma consecutiva. Y la dupla más temida del noroeste de Norteamérica, se repartió un gol cada uno para derrotar a Toronto FC.
publicidad

Con la vuelta de sus estelares, Seattle evitó que San Jose Earthquakes les arrebatara el último puesto con boleto a Playoffs, ya que los habían alcanzado en puntos. Y con la racha de tres triunfos en los últimos cuatro duelos, los Superlíderes del 2014, ya por lo menos emparejaron sus propios números en cuanto a victorias y derrotas.

CIERRE DE TEMPORADA CRUCIAL

La Oba-Dempsey dependencia es tan real, como el contundente hecho de que más del 70% en los 28 partidos que ha jugado Seattle en la MLS en 2015, son con directa relación a ellos aun cuando se perdieron prácticamente un tercio de lo que va de campaña. 

Si se mantienen sanos tanto Oba como Clint y fuera de problemas de conducta, el límite de los Sounders es claro: la Copa MLS. No hay más. El proceso de Sigi Schmid ya solo puede apuntar a eso tras ganar múltiples Open Cups y conquistar el Supporters’ Shield el año pasado. Solo levantando el elusivo campeonato de liga, podría justificarse la enorme dependencia de un cuadro que en teoría no debería tenerla de manera tan marcada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad