publicidad
New England Revolution vs. DC United

D.C. United y New England Revolution escriben el primer capítulo de una legendaria rivalidad

D.C. United y New England Revolution escriben el primer capítulo de una legendaria rivalidad

Los capitalinos y los Revs reeditan una de las rivalidades más apasionantes de la MLS en busca del superliderato

New England Revolution vs. DC United
New England Revolution vs. DC United

WASHINGTON, DC.— La rivalidad entre New England Revolutin y D.C. United no tiene vuelta atrás.

Por el contrario, la histórica pugna que han mantenido estos dos equipos desde la temporada inaugural de la MLS en 1996, caracterizada por enardecidos partidos que no se deciden hasta el pitazo final, hacen presagiar que a partir de este sábado seguirá siendo una de las hostilidades más apasionantes de la liga en los años por venir.

  UNA HISTORIA DE 20 AÑOS

Por 20 años, los partidos entre los oncenos dirigidos por Ben Olsen, del United, y Jay Heaps, de los Revs, se han caracterizado por su dramatismo, siendo quizás un ícono el encuentro que protagonizaron por el título de la Conferencia del Este en 2004, con Olsen y Heaps en la cancha del estadio RFK, no como técnicos, pero sí como estelares jugadores de estos dos equipos fundadores de la liga.

Luego de 120 minutos, el partido terminó empatado 3-3 y un penalti atajado por Nick Rimando a Clint Dempsey sentenció el triunfo del DC United.   Ése ha sido considerado como uno de los partidos más memorables de la liga, e igualmente quedó en los anales de la historia por haber catapultado al DC United a que más tarde se convirtiera en el primer tetracampeón liguero.

NÚMEROS PAREJOS ENTRE LOS EQUIPOS  

DC United y Revolution han jugado 64 partidos de temporada regular con 29 victorias para el DC, 26 para New England y nueve empates. La férrea competitividad entre estos dos clubes comenzó desde los mismos comienzos de la liga.

publicidad

United y New England se midieron en los Playoffs de 1997 y los rojinegros barrieron la serie al mejor de tres juegos, en ruta a su segunda Copa MLS en igual número de temporadas, guiados por el técnico Bruce Arena.

De ahí en más, sea en temporada regular o en juegos de Playoffs, DC y Revs siempre han brindado un gran espectáculo para las tribunas.

Basta con retar un poco la memoria, o revisar los libros de récord, para rememorar aquel partido en 2003 cuando Taylor Twellman marcó dos goles para poner arriba a los Revs hasta el minuto 83.  

Fue entonces cuando apareció el salvadoreño Eliseo Quintanilla para marcar dos goles, el segundo de ellos en el descuento mediante un tiro penal, antes de que el ucraniano Dema Kovalenko y Alecko Eskandarian anotaran dos tantos en la vuelta 93’ para dar el triunfo al DC por 4-2 en un espeluznante final.

La venganza de los Revs llegó más tarde ese 2003 cuando jugándose el pase a los Playoffs, Steve Ralston anotó de tiro penal, en una campaña en la que todavía existía el “gol de oro”, dejando fuera de la liguilla al United, por tercer año consecutivo.

En abril de 2005, New England ganó 4-3 en el RFK con

Clint Dempsey anotando el gol de la victoria y celebrando como si hubiera conectado un jonrón en el parque capitalino, ese año compartido con el equipo de béisbol de los Washington Nationals. El mensaje de Dempsey no pudo ser más humillante para el DC.

publicidad

Los Revs regresaron imbatidos al RFK en junio de ese año pero el boliviano Jaime Moreno y Santino Quaranta marcaron por el DC, en ruta a una victoria que les quebró el invicto a los visitantes.
En 2006, los Revs dejaron en el camino al United en la segunda final de Conferencia en tres años en el RFK, con un solitario gol de Twellman.

Un año después, Jaime Moreno anotó un gol y el brasileño Luciano Emilio remató el partido con dos para que el United remontara una diferencia de 2-1 en la segunda mitad y ganara el Supporters’ Shield.s.

En 2009, Shalrie Joseph anotó por los Revs en la segunda mitad y cuando todo parecía indicar que los Revs se llevarían los tres puntos del RFK, Jaime Moreno cobró un tiro libre con efecto al palo más leo donde se encontraba Ben Olsen para marcar en el descuento el gol del empate, un tanto que el actual estratega capitalino jamás olvidará por haber sido el último de su ilustre carrera con DC.

  LO QUE DEBEMOS ESPERAR DEL SÁBADO

El sábado en Foxborough, MA, la casa de los Revs, United y New England jugarán el primer capítulo de su batalla en este 2015 y, seguramente, habrá mucha más electrizante historia por escribir.   El partido que protagonizarán esa noche a las 7:30 en el Gillete Stadium de Foxborough, MA, será una buena oportunidad para comprobar cómo y por qué ésta se ha convertido en una de las rivalidades más arraigadas en la liga.  

publicidad


A juzgar por esta tradición, que ya se extiende a casi dos décadas, no es temerario anticipar un partido de pronóstico reservado, con el aliciente adicional de que D.C. United y NE Revolution se estarán disputando la punta de la Conferencia Este y quizás el súper liderato de la liga.

 

 

 

 


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad