publicidad
Chicago Fire celebra goleada ante Montreal Impact

Chicago Fire echará mano de Harry Shipp para suplir la partida de Shaun Maloney

Chicago Fire echará mano de Harry Shipp para suplir la partida de Shaun Maloney

El canterano tomaría el rol central en el mediocampo que tenía el escoces.

Chicago Fire celebra goleada ante Montreal Impact
Chicago Fire celebra goleada ante Montreal Impact

Mientras el Chicago Fire aún espera la confirmación de la partida de Shaun Maloney al Hull City de la Championship inglesa, parece ser que el técnico Frank Yallop ya tiene al reemplazante perfecto en el chico que creció en Chicago, Harry Shipp.

El internacional escoces Maloney tuvo una examinación medica con el Hull el lunes, y de acuerdo con Yallop, el acuerdo deberá estar cerrado en las próximas “24 – 48 horas”. Lo cual terminará prematuramente con un fichaje que prometía mucho cuando el habilidoso mediocampista llego procedente del Wigan Athletic, previo a la temporada 2015.

Sin embargo, el talento de Shipp puede ser capaz de suavizar la pérdida del fichaje insignia del club, y el chico que apenas está en su segunda temporada como profesional dijo que estaría feliz de tomar un papel más central si es que Yallop desea que así sea.

“Esa es mi posición más natural para estar en el campo que cualquier otra”, Shipp le dijo a FutbolMLS.com. “Es desafortunado no tenerlo aquí, pero creo que era alguien que veía el futbol de forma similar a mí. Fue divertido jugar con él, pero para mí, tomar una responsabilidad mayor es algo que siempre he querido, y ojala pueda hacerlo exitosamente”.

Mientras Yallop será cauteloso en poner demasiado peso sobre los hombros del joven Shipp, si cree que el canterano de 23 años de edad tenga la habilidad para tomar el papel en los 10 partidos finales, comenzando con la visita del New York Red Bulls al Toyota Park el miércoles.

publicidad

“Creo que es difícil para cualquiera de los jugadores que yo les diga ahora ‘tienes que hacer esto, aquello y lo otro’”, dijo Yallop. “Harry ha jugado muy bien este año. Quizás los números no lo muestren, pero ha jugado diferentes posiciones. No es un delantero natural, es un mediocampista ofensivo”.

Maloney aludió “razones personales” cuando hablo con Yallop sobre regresar al Reino Unido algunas semanas atrás.

“Vino conmigo hace unas semanas diciendo que quería volver al Reino Unido para estar cerca de su familia”, Yallop comento en su conferencia telefónica semanal. “No necesita ser público lo que eso es, pero esa es la razón que me dio. A menos de que él quiera decírselo a ustedes, es absolutamente privado, y yo, el club y Andrew Hauptman, el dueño, hemos sido muy viables en asegurarnos de que sucediera”.

El Fire rechazo la oferta inicial del Hull a principios del mes, y Yallop confirmó que no quería perder un jugador que él insiste en que mejoro a su equipo cada vez que jugo. Las estadísticas sugieren que eso es verdad, ya que el Fire era un equipo mucho más potente con el veterano de 32 años de edad en la alineación titular registrando una marca de 4-6-4 cuando inicio, y un 2-7-1 cuando no lo hizo.

“No quería perder al jugador; tal vez no registro números impresionantes, y no hizo esto y aquello, pero te diré algo, cuando Shaun estaba en el campo, yo creo que nos veíamos como un buen equipo”, declaro Yallop. “Será extrañado, no quería perderlo y creo que es un muy buen jugador. Sentí que Shaun, tal vez por las circunstancias que hablamos tenía su cabeza en otro lado en los últimos par de partidos, pero fuera de eso, creo que dio todo lo que pudo por el equipo y el club”.

publicidad

Perder a un jugador clave en la recta final no es para anda ideal, pero el dinero que recibirán de la transferencia podría ser bien utilizado para fichajes que hagan más fuerte al plantel al término de la temporada actual.

“Estaremos bien”, añadió Yallop. “Será una buena transición para todas las partes una vez que se confirme, y obviamente nosotros vemos hacia adelante cuando este hecho, si es que se da”.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad