publicidad
Arjen Robben y el #Noerapenal

Un año después, el #NoEraPenal es leyenda

Un año después, el #NoEraPenal es leyenda

Un año después, el #NoEraPenal es leyenda

Arjen Robben y el #Noerapenal
Arjen Robben y el #Noerapenal

CIUDAD DE MÉXICO, México.- Falta o no, pero evidentemente dramatizada, lo cierto es que la jugada que significó la eliminación mexicana en Brasil 2014 cumple este lunes su primer aniversario.


Sarcástico y “luctuoso”, el #NoEraPenal cumple 365 días. El trauma sigue ahí al menos para la afición que encontró en esa jugada el justificante para llorar una derrota que convirtió en frustración lo que minutos antes era ilusión desbordada.

México llegó al minuto 87 con la ventaja que le auguraba el obsesionado “quinto partido” de Cuartos de Final. Era 29 de junio de 2014 en la norteña ciudad brasileña de Fortaleza y la Arena Castelao hervía con una euforia verde porque Holanda parecía liquidado. Pero la desaceleración azteca, un agónico gol para igualar de Wesley Sneijder y la puntilla de Klaas-Jan Huntelaar, con la ejecución del penal a Arjen Robben, terminaron con la esperanza.

Las dudas que provocó la jugada derivaron en señalamientos hacia el holandés, a quien lo menos que le colgaron fue una etiqueta de clavadista.

“Si conocen bien a Robben y lo estudian bien, de las diez veces que recibe cinco se deja caer”, lamentó Rafael Márquez, el Capitán Tricolor a quien le atribuyeron la falta.

Las palabras del defensa fueron todavía en caliente, durante la zona mixta inmediata al partido, en el cual el holandés del Bayern Munich hizo célebre la estampa con gesto doloroso y las manos recogidas en pleno lance hacia el césped con la pierna izquierda extendida para acusar el presunto penal.

publicidad

México se había adelantado con gol de Giovani dos Santos, aunque también había perdido a Héctor Moreno por una fractura al intentar detener a Robben al final del primer tiempo en una jugada que ameritaba mucho menos dudas de penal.

Llegó el complemento y hasta el segundo minuto de compensación el marcador estaba 1-1 con olor a tiempo extra. Pero poco después Robben se llevó a Diego Reyes, llegó a línea de fondo y recortó a Márquez, quien apenas extendió la pierna derecha provocó la caída de la que Miguel Layún fue testigo a medio metro.

Moreno gritó un lastimoso “¡no!” camino al hospital. Pero no era el dolor de la lesión sino la reacción al enterarse que al Tri se le iba el partido.

“Creo que sí fue, el árbitro dijo que sí era y si pierdes vas a creer que no fue penal”, dijo un lacónico Robben en noviembre pasado a Medio Tiempo, justo cuando el Tri visitó y venció a Holanda en un amistoso en Amsterdam.

Esa victoria supo a poco comparada con la caída en el Mundial. Porque a pesar de que hoy la Selección Mexicana piensa en Copa Oro y en iniciar el camino hacia Rusia 2018, la amargura sigue ahí. El #NoEraPenal pasó el examen de la historia y su primer aniversario prueba su carácter de leyenda traumática.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad