publicidad
¡Respira el enfermo!

¡Respira el enfermo!

¡Respira el enfermo!

Esta ocasión en el momento de la semana de la Selección Mexicana de fútbol el tema es : ¡Respira el enfermo!

¡Respira el enfermo!
¡Respira el enfermo!

No se puede decir que la Selección de México ha jugado bien al fútbol ni que ha intentado, con la prolijidad y dedicación acostumbrada en anteriores ocasiones, respetar el orden futbolístico del que tantas veces desde la atalaya de sus declaraciones tácticas-estratégicas suele hacer José Manuel de la Torre.

Sin embargo, sí hay que destacar el triunfo sobre Jamaica por la mínima, y más que nunca bienevenida diferencia de un gol, que mete al Tricolor nuevamente en carrera camino a Brasil 2014.

El planteo de De la Torre fue claro desde el propio silbatazo inicial, buscó ahogar la iniciativa de los hombres de Theodore Whitmore con posesión de pelota y juego alto, sin darle oportunidad a la utilización del contragolpe jamaiquino, ni menos a la velocidad para el arranque ofensivo local.

publicidad

Propuso un desgaste tal a sus jugadores de 'ataque-defensa', como Javier Hernández, Aldo De Nigris y Pablo Barrera, que terminó reemplazándoles para mantener fuerte esa primera línea de protección para solventar las zonas de marcas inferiores, en retroceso espacial desde el mediocampo hasta llegar a Jesús Corona, de muy buena actuación cuando le tocó intervenir y dar seguridad y tranquilidad a su equipo.

Así, el argumento del encuentro se basa en la consecución de los tres puntos y sólo se sostiene en la necesidad imperiosa de sumar la mayor cantidad de unidades en la eliminatoria de Concacaf; eso es irrefutable desde dicho punto de vista, nada habría que decir sobre el tema a menos que se deba detallar el análisis del partido ante los caribeños, y allí, todo caería como en un embudo en el 1-0 final que a los 48 minutos del lance marcó Aldo De Nigris... No pidamos, por ahora, nada más en este aspecto.

En los días por llegar, el cuerpo técnico y  sus jugadores deberán ir pensando solamente en el próximo adversario; Se viene en 3 días Panamá y dadas las circunstancias, a México no le queda otra que acatar su situación y actuar acorde aunque no demuestre ese fútbol atildado que busca hacer el 'Chepo' y lo que hace ahora le sirva, fundamentalmente, para respirar con esperanzas renovadas.

Déjanos tus comentarios en nuestros foros y comparte la información en Facebook y Twitter.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad