publicidad
.

Portero Sub 17 de México sufrió maltrato con la selección de EEUU

Portero Sub 17 de México sufrió maltrato con la selección de EEUU

Sus gustos e inclinación por la cultura latina y mexicana provocaron una serie de actos de exclusión.

.
.

Durante dos años y medio Abraham Romero González, portero de padres mexicanos y nacido en Estados Unidos, defendió la camiseta, el escudo y los colores de la Selección de las barras y las estrellas.

Sin embargo, sus gustos e inclinación por la cultura latina y mexicana provocaron una serie de actos de exclusión y maltrato que orillaron al futbolista juvenil a renunciar al equipo estadounidense, sin pensar que ya estaba en la mira del Cuerpo Técnico de la Selección de México Sub-17.

"Jugué con Estados Unidos desde los 12 hasta los 16 años… 15 años y medio, y ya no me gustó estar con ellos porque me sentía muy apartado, me sentía como el extraño.

"Me juzgaban los jugadores por tener hábitos más latinos, más mexicanos, me gusta la música ranchera, mucho, como Vicente Fernández, Antonio Aguilar, y yo la escuchaba y me criticaban por eso. Llegué acá (Tri Sub-17) y me sentí como en casa".

De padre veracruzano y madre originaria del Distrito Federal, Abraham Isai dejó al cuadro estadounidense y a su regreso a Los Ángeles, donde actualmente reside, fue notificado para concentrar con el equipo Tricolor, al cual llegó con bajón emocional y futbolístico originado por los problemas que experimentó con el seleccionado del vecino país del norte.

"Dije en Estados Unidos 'ya no me siento cómodo en el equipo, no estoy jugando bien y me voy ir a casa'. Me fui a la casa y llegando, porque viví seis meses en Florida, cuando yo aterricé mi papá me mandó un mensaje que la Selección Mexicana quería que me concentrara el domingo y era un viernes

publicidad

"Llegando de Estados Unidos yo llegué sin confianza. Por tanta crítica fuera de la cancha se me fue la confianza, estaba jugando mal y el profe (Mario) Arteaga (DT del Tri Sub-17) y Fernando Piña (entrenador de porteros) me ayudaron a seguir trabajando porque me decían que veían un potencial muy grande".

Además, el guardameta que pertenece al Galaxy, tuvo la ayuda de los psicólogos de Selecciones Mexicanas, quienes también le ayudaron a dejara atrás lo vivido para enfocarse en el trabajo con el Tri, que debutará el próximo 18 de octubre en la Copa del Mundo de la categoría, Chile 2015.

"Me ayudaron, tenían charlas privadas conmigo, preguntándome cómo me sentía, porque les expliqué cómo me regresé de Estados Unidos y me ayudaron y me apoyaron todo el proceso de dos años.

"En mi primera concentración yo venía nervioso porque pensé que los jugadores no me iban a aceptar por ser de Estados Unidos, pero no, los jugadores muy respetuosos y me integré al equipo muy bien.

"Sí sentía amor para el equipo pero no para el escudo, y aquí es amor para el equipo y también para el escudo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad