publicidad

Los problemas ajenos al juego en la selección de México

Los problemas ajenos al juego en la selección de México

Herrera y Klinsmann deben preocuparse por alinear, entre los hombres de que disponen, que les pueden dejar datos para ir ensamblando el sistema.

Deben ser los tiempos modernos, en que cualquier tema extra deportivo se transforma en principal a fuerza de tener que vender noticias que en nada conjugan con el fútbol en sí, como si éste no fuese la razón para justificar amistosos en los que se deben probar tantas cosas a escasos 73 días para el inicio del Mundial de Brasil.

Entre las quejas se ha movido el alemán Jurguen Klinsmann, entrenador de Estados Unidos, por la negativa del Puebla de ceder para esta fecha FIFA a DaMarcus Beasley y Michael Orozco al conjunto de las ‘Barras y las Estrellas’ para este encuentro ante la Selección de México, siendo que no era obligatorio hacerlo, más aún pensando en lo que se está jugando el equipo de Rubén Omar Romano en el torneo Clausura azteca.

publicidad

De ponernos del lado de Miguel Herrera, deberíamos defender la no convocatoria de los ‘europeos’ por la misma razón, y la ausencia de figuras importantes para el Tricolor como son Oribe Peralta, José Juan Vázquez y Jesús Corona, con lo cual, los cartones se empatarían considerablemente entre los dos conjuntos norteamericanos.

En el sin fin de conclusiones por sacar, Herrera y Klinsmann deben preocuparse por alinear, entre los hombres de que disponen, aquellos que les pueden dejar datos válidos para ir ensamblando el sistema que pretenden para sus respectivas selecciones nacionales.

En este sentido, el partido de mañana será de extrema importancia para ambos, puesto que en ese método de juego varios de sus convocados deberán demostrar su aptitud y adaptación para optar a una plaza en los listados finales; poco es el tiempo que queda para pruebas y ya se empieza a trabajar en horas extras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad