publicidad

Lo mejor y lo peor Bielorrusia vs. México

Lo mejor y lo peor Bielorrusia vs. México

Conoce quién fue la figura, el villano que afectó a su equipo y el jugador que se llevó los abucheos por la jugada tonta en el Bielorrusia-México.  

Raúl Jiménez hace el segundo de México contra Bielorrusia /Univision

LO MEJOR:

La Estrella: Raúl Jiménez fue el jugador más destacado del partido con un par de anotaciones para poner al frente al conjunto mexicano en dos ocasiones, además colaboró en defensa en varias descolgadas del conjunto bielorruso.

El Silencioso: Alfredo Talavera, el arquero mexicano fue de los elementos más constantes del Tricolor, sus buenas atajadas y movimientos evitaron que el marcador fuera más abultado en contra de México. Por si fuera poco el portero atajó un penal cuando el conjunto azteca apenas había conseguido abrir el marcador, para su desgracia el rebote no fue bien defendido por sus compañeros y terminó en gol.

La Clase: Sergei Kislyak, el volante europeo lució discreto en el terreno de juego pero su fútbol fue muy efectivo. El jugador supo colocarse en zonas adecuadas para ser efectivo en sus tiros o pases, para muestra está el gol que anotó tras el rebote que dio Talavera tras el cobro del penal.

LO PEOR:

El Sucio: Nikolai Signevich, el delantero europeo no tuvo piedad al meter el pie en búsqueda del balón y la víctima fue Jonathan Dos Santos, se jugaba el minuto 35 de tiempo corrido cuando el bielurruso le metió una patada al mediocampista mexicano digna de cartón amarillo.

El Desaparecido: Jesús Corona, muchos esperaban que el delantero luciera imponente en la banda pero la realidad fue otra, el ‘Tecatito’ tuvo pocos encares y manos a manos ante la defensa rival. Quizás fue por el frío pero el delantero mexicano no explotó su velocidad y habilidad ante los bielorrusos.

publicidad

Para el olvido: La defensa mexicana, aunque era la primera vez que jugaban juntos elementos como Domínguez, Venegas y Rodríguez dejaron mucho que desear. Las coberturas de estos elementos generaron espacios que aprovecharon los bielorrusos y la poca coordinación de estos elementos afectó en el marcador al final.

La jugada tonta: Ilia Aleksievich perdonó a México, pues en un contragolpe de Bielorrusia el jugador quedó solo a la altura del punto penal para definir con el arquero mal colocado, la portería abierta y terminó disparando desviado de la meta mexicana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad