publicidad
En el medio de la incertidumbre.

En el medio de la incertidumbre

En el medio de la incertidumbre

La Selección de México tras su derrota ante Honduras, ha quedado en el medio de la incertidumbre general.

En el medio de la incertidumbre.
En el medio de la incertidumbre.

La Selección de México tras su derrota ante Honduras, ha quedado en el medio de la incertidumbre general; no sólo por el ‘Aztecazo’ del conjunto de Luis Fernando Suárez con su victoria, sino y además, por la inmediata y esperada renuncia del entrenador José Manuel de la Torre.

A escasas horas, bien se podría decir, del partido que deberán disputar en Ohio, Estados Unidos, ante el conjunto que conduce el germano Jurgen Klinsmann, el Tricolor se encuentra en el medio de una encrucijada muy difícil de superar por las circunstancias que rodean al equipo azteca.

A cargo ahora de sacar adelante un resultado positivo, que no pasa más que por el triunfo ante los estadounidenses en su propio terruño, el nuevo encargado de tal proeza, Luis Fernando Tena, deberá implementar, en muy poco tiempo, un cambio de mentalidad imperiosa para esta parte final de las eliminatorias de Concacaf.

publicidad

A falta de tres jornadas para decidir el pase de los clasificados de manera directa a Brasil 2014, México no está en tal selecta lista y apenas si se sitúa en la cuarta plaza que otorga el repechaje salvador in extremis.

La situación no podría ser más angustiosa para el Tri, y puede que el paso al costado del ‘Chepo’ de la Torre haya sido demasiado tarde, sin embargo, hay que intentarlo con las mejores armas posibles pensando que el ‘efecto recambio’ de timonel podría ser bienaventurado si una serie de resultados acompañan a México para clasificar de forma directa.

Las posibilidades, para ser sincero y leal a los hechos que ha generado el por ahora conjunto del ‘Flaco’ Tena, son más veraces camino al repechaje que a la clasificación asegurada, siempre y cuando Panamá no tercie en la conversación y el eliminado resulte el seleccionado mexicano, lo cual se transformaría en un verdadero fracaso del que mucha gente se lamentaría durante largos años.

A día de hoy, nada lleva la certeza de asegurar a México un lugar en el próximo Campeonato del Mundo; quedan tres angustiosas jornadas de eliminatorias para ir asumiendo lo que sea menester asumir.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad