publicidad
Ahora, a pensar en Estados Unidos.

El momento de la semana: Ahora, a pensar en Estados Unidos

El momento de la semana: Ahora, a pensar en Estados Unidos

El momento de la semana de la selección mexicana de fútbol, con el tema: Ahora, a pensar en Estados Unidos.

Ahora, a pensar en Estados Unidos.
Ahora, a pensar en Estados Unidos.

Sería ridículo quedarse en el análisis de lo sucedido en San Pedro Sula ante Honduras, eso deberá esperar a que pase esta semana, que se enfrente a Estados Unidos con una mentalidad desprovista de situaciones negativas; no hay tiempo para centrar el esfuerzo en lo que, por ahora, no tiene solución.

Lo inminente, es concentrarse en lo que presentará Jurgen Klinsmann este venidero martes en el Coloso de Santa Úrsula, en que la necesidad de una victoria ante los vecinos del norte es más que imperiosa, y que todo atisbo a pensar en lo opuesto, debe ser desterrado del pensamiento de los integrantes de la Selección de México, desde el técnico hasta el último arribado a este plantel.

Para un conjunto como este del ‘Chepo’ de la Torre, lo visto camino a la tercera jornada de este Hexagonal Final de eliminatorias rumbo a Brasil 2014, no es halagüeño, muy por el contrario.

publicidad

Ya no solamente se juzga la faceta deportiva en el Tri, el desarrollo de su juego en sí, sino que, lo que se pone bajo cuestionamiento es la actitud de un equipo que no ha sabido gestionar las ventajas con que ha contado en los dos compromisos disputados hasta el momento, para lograr sendos empates que pudieron, y debieron, ser triunfos; uno con la ayuda del apoyo local ante Jamaica, y el otro con la fortuna de haberse encontrado con una diferencia de dos goles que no supo mantener ante Honduras.

Por lo tanto, lo aconsejable para el seleccionado mexicano ahora, es focalizar en lo que deberá ocurrir en poco más de dos días, y nada debe pasar más allá de contemplar la victoria ante Estados Unidos.

Una posición expectante del Tri en la tabla de las eliminatorias de Concacaf, lo ubican hoy en la realidad de tener que acudir al repechaje para participar del Mundial  brasileño, y sin pretender ser chauvinista, lo demostrado por este equipo hasta no hace mucho tiempo atrás, indicaría que estamos en una dirección errónea.

Lo dicho, primero lo primero, que no es otra cosa que ganar en el Estadio Azteca al combinado de las barras y las estrellas, y luego, habrá tiempo para recapacitar sobre un rendimiento que ha estado lejos de cumplir las amplias expectativas creadas por este mismo grupo de gente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad