publicidad
George Best murió el 25 de noviembre del 2005.

Diez años sin George Best, el 'Quinto Beatle'

Diez años sin George Best, el 'Quinto Beatle'

El 25 de noviembre del 2005, el ídolo del Manchester United y de Irlanda del Norte falleció víctima de sus excesos. Su fútbol y su alcoholismo se hicieron legendarios.

George Best murió el 25 de noviembre del 2005.
George Best murió el 25 de noviembre del 2005.
Homenaje a George Best en Old Trafford.
Homenaje a George Best en Old Trafford.

Por Omar Carrillo H.

Si existiera algo llamado poesía futbolística pop bohemia británica, George Best sería su representante más laureado. Digno del Salón de la Fama. Lo mismo componía jugadas ritmicas alucinantes sobre una cancha de fútbol que frases hilarantes y espontáneas fuera de ella.
Y es que su fútbol y sus dichos, con la verdad que enmarcaban, definieron su vida -o al revés quién puede saberlo-.
“Gasté mi dinero en champaña y mujeres”, señaló en algún punto de su ajetreada existencia, “el resto lo desperdicié”. O esta otra joyita: “En 1969, dejé las mujeres y el alcohol, fueron los 20 peores minutos de mi vida”.
De un fútbol precoz y rutilante, de regate e inventiva callejera. El pequeño George -medía apenas 1.68 metros- fue la insignia de un fútbol que estaba despertando a una nueva época, la de las superestrellas deportivas desbocadas y populares. 

publicidad
Si le hiciera falta, tenía un look de estrella de música pop - ojos azules, delgado y bien parecido- y un carisma que lo convirtió en un ídolo en Irlanda del Norte, su país natal, donde se le perdonaba cualquier cosa. Por todo ello le llamaban el “Quinto Beatle”.
El requisito que faltaba en esta pequeña lista para ser leyenda también lo tenía. Era hijo de un tornero de astillero protestante. Su madre era alcohólica y murió a los 55 años. También era mal estudiante, aunque no siempre lo fue, pero eso sí estaba obsesionado con el fútbol.
Llegó al Manchester United a los 16 años y tras varios ires y venires, se hizo de la titularidad a los 17. 
Ganó las ligas del 65 y el 67 con los Red Devils y en 1968 la Liga de Europa enfrentando al Benfica. En el 68, también, obtuvo el Balón de Oro de la revista France Football. 
Pelé llegó a decir que era “el mejor jugador europeo que había visto” y más tarde Maradona aseguró que Best había sido “una inspiración”. Hay quien piensa y asegura que de no ser por su alcoholismo habría alcanzado niveles cercanos a las de estos dos míticos jugadores.


Probó el alcohol por primera vez cuando jugaba con los juveniles del Manchester en una gira por Suiza. Después su historia está escrita entre lo real y lo fantástico. 

publicidad


“No es cierto que me he acostado con siete Miss Mundo, nada más fueron tres”, explicó alguna vez. Colocaba largas escaleras de jardinero en los hoteles de concentración para que subieran las fans a su cuarto. Incluso se dice que consiguió el teléfono de Brigitte Bardot -el ícono del cine francés-, pero al llamarla nunca se entendieron por el idioma.
Dejó el Manchester United en 1974 y a partir de ahí todo le fue mal. Vagó por muy variados equipos del Reino Unido y Estados Unidos. Tampoco le fue bien en cuanto negocio emprendió.
Nunca perdió la chispa y llegó a decir años después: “Yo saqué al fútbol de las páginas traseras de los periódicos y lo llevé a las portadas”. 

En 1990 apareció borracho en una entrevista televisiva a nivel nacional y fue comentarista durante un tiempo. Su declive y autodestrucción fue del dominio público. En el 2002 le trasplantaron el hígado dañado por la bebida y  lo volvió a enfermar por la misma causa.
Sólo tuvo un pendiente en su vida: nunca jugó un Mundial ni una Eurocopa. El nivel de la selección de Irlanda del Norte nunca se lo permitió. 


Murió el 15 de noviembre del 2005, a los 59 años, por un exceso de los fármacos inmunosupresores que tomaba luego del trasplante de hígado. 
Tras su fallecimiento, el aeropuerto de la ciudad de Belfast cambió su nombre al de George Best. Un año más tarde, en el primer aniversario de su deceso, se emitieron un millón de billetes de cinco libras que mostraban la imagen del futbolista con los uniformes de su selección y del Manchester United.

Esta tarde, el Manchester United le hizo un homenaje en el partido de la Liga de Campeones ante el PSV en Old Trafford. 
Mostraron una pancarta gigante en la que se leía una frase algo simple, pero rebuscada -justo como este artículo-, lejos del ingenio del legendario futbolista y que quizá el propio jugador reclamaría a gritos: “Georgie...Simply the Best”.


publicidad
publicidad
publicidad
El estratega de Santos se mostró muy crítico, luego de caer 2-0 ante el conjunto de Tijuana. “Hemos estado endebles”, destacó el técnico, quien además aseguro que la culpa es de todo el equipo.
El pasado 11 de diciembre de 2016 Delvin Gutiérrez murió tras ser apuñalado por contrincantes al salir de un partido de fútbol en Williamsburg, Brooklyn. El hermano de la víctima, quien logró salir con vida de la misma agresión, integra el equipo que busca quedar campeón para hacerle homenaje al difunto.
El DT de Tijuana, tras superar 2-0 a Santos, resaltó que el equipo va mejorando con el paso de los partidos, y aseguró que poco a poco se va viendo el estilo de juego que quiere encontrar.
El atacante reconoció que se encontraba ansioso por marcar y aportar su talento al equipo, para levantar el nivel que venían presentando. El argentino anotó el 2-0 asegurando la victoria ante Santos.
publicidad