publicidad

Ibrahimovic suspendido cuatro juegos por insultos al árbitro y a Francia...

Ligue 1

Zlatan Ibrahimovic

Ibrahimovic suspendido cuatro juegos por insultos al árbitro y a Francia

Ibrahimovic suspendido cuatro juegos por insultos al árbitro y a Francia

El delantero sueco del PSG francés fue castigado por los insultos que propinó el pasado 15 de marzo luego de un partido contra Burdeos.

Zlatan Ibrahimovic
Zlatan Ibrahimovic

París, FRANCIA.- La comisión disciplinaria de la Liga de Fútbol Profesional francesa suspendió este jueves al sueco Zlatan Ibrahimovic, delantero del Paris Saint-Germain, con cuatro partidos por sus insultos contra el árbitro y contra Francia el pasado 15 de marzo.

En una reunión tras haber escuchado al abogado de Ibrahimovic y a representantes de su club -el sueco no compareció ante la comisión aunque sí estaba previsto-, los dirigentes de la LFP decidieron el castigo por las palabras del delantero, recogidas por las cámaras, cuando se dirigía a los vestuarios tras caer derrotados en Burdeos.

"En 15 años nunca he visto un árbitro como este. En este país de mierda. Este país no merece al PSG. Somos demasiado buenos para este país", dijo entonces Ibra ante los empujones de su compañero Thiago Silva para que guardara silencio.

publicidad

De poco ha servido que, horas después de aquel choque, el sueco se excusase y alegase que sus declaraciones "no iban dirigidas ni a Francia ni a los franceses".

Con esta sanción, el polémico jugador se perderá los choques contra el Niza, el Lille, el Metz y el Nantes, cuando su equipo se halla inmerso en plena lucha por el título junto al Olympique de Lyon.

Sin embargo, sí podrá estar presente en la final de la Copa de la Liga el próximo sábado ante el Bastia, ya que el castigo entrará en efecto la semana próxima.

El director deportivo del PSG, Olivier Létang, consideró a la salida de la reunión con la comisión disciplinaria que "Zlatan no debería ser sancionado, ya que no dirigió palabras injuriosas o insultantes hacia el cuerpo arbitral".

Su club alegaba que el cuarto árbitro confirmó que Ibra pronunció los improperios cuando el vestuario de los trencillas estaba ya cerrado, lo que, a su juicio, significaría que esas palabras las decía para si mismo, "en una esfera que podría calificarse como privada".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad