publicidad
El Benfica volvió a dejar en el camino al Oporto en otro torneo.

El Benfica, a la final de la Copa de la Liga tras ganar en penaltis al Oporto

El Benfica, a la final de la Copa de la Liga tras ganar en penaltis al Oporto

El Benfica se alió con la suerte y se clasificó para la final de la Copa de la Liga en los penaltis contra un deprimido Oporto.

El Benfica volvió a dejar en el camino al Oporto en otro torneo.
El Benfica volvió a dejar en el camino al Oporto en otro torneo.

LISBOA, Portugal - El Benfica se alió con la suerte y se clasificó para la final de la Copa de la Liga en los penaltis contra un deprimido Oporto, que no fue capaz de superar a su eterno rival, pese a jugar en su estadio y contra diez durante sesenta minutos.

Los "dragones" se despidieron así, en semifinales, del único título al que todavía aspiraban, en una temporada para olvidar para un equipo que en la última década había gobernado con mano de hierro el fútbol portugués.

Después del 0-0 con el que terminaron los noventa minutos -la eliminatoria se decide a partido único-, la tanda de penaltis llegó hasta el sexto lanzamiento, cuando el centrocampista brasileño Fernando erró su disparo desde los once metros y dio el pase a las "águilas".

publicidad

De esta forma, el Benfica jugará la final de la Copa de la Liga -el tercer título más importante de Portugal después de la Liga y la Copa- contra el modesto Rio Ave.

Los locales dispusieron de más y mejores oportunidades para abrir el marcador durante el tiempo reglamentario, aunque su falta de acierto acabó por condenarles.

El Oporto arrancó el encuentro centrado en lograr una victoria contra su mayor rival, que hoy además alineó un once plagado de suplentes -ya que el jueves se juega el pase para la final de la Liga Europa contra el Juventus-, algo que no ha conseguido en ninguno de los cuatro duelos que han protagonizado por el momento esta temporada.

El delantero colombiano Jackson Martínez pudo adelantar en varias ocasiones a los suyos, pero su punto de mira parecía desviado hoy e incluso envió a las nubes el penalti que le tocó tirar.

El internacional luso Varela fue uno de los más destacados de la escuadra blanquiazul, aunque se estrelló una y otra vez contra el guardameta contrario, el eslovaco Oblak.

La expulsión por roja directa en el minuto 32 del central Steven Vitória allanaba teóricamente el camino para el Oporto, que sin embargo jugó peor con uno más sobre el campo.

La afición de los "dragones", visiblemente molesta por la falta de resultados esta campaña, apenas llenó la mitad del Estadio do Dragao y se marchó cabizbaja a casa tras volver a caer ante un Benfica que ya se coronó el fin de semana pasado campeón de Liga.

publicidad

Los lisboetas, por su parte, apenas llegaron con peligro a las inmediaciones del área defendida por el portero brasileño Fabiano, aunque con un jugador menos supieron aguantar el resultado hasta los penaltis.

Los brasileños Siqueira y Jardel, así como el argentino Enzo Pérez y el joven luso Iván Cavaleiro, marcaron para el Benfica, mientras que el argentino Ezequiel Garay y André Gomes fallaron desde la pena máxima.

Del lado del Oporto, el argentino Quintero, el argelino Ghilas y el portugués Varela superaron a Oblak, al contrario que sus compañeros Jackson Martínez, Maicon y Fernando.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad