publicidad
El delantero uruguayo desea enfrentar al Real Madrid.

Luis Suárez tiene ganas de reaparecer ante el Real Madrid en el Bernabéu

Luis Suárez tiene ganas de reaparecer ante el Real Madrid en el Bernabéu

El delantero uruguayo Luis Suárez declaró que tiene ganas de vivir el Clásico español con el Barcelona enfrentando al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

El delantero uruguayo desea enfrentar al Real Madrid.
El delantero uruguayo desea enfrentar al Real Madrid.

El delantero uruguayo Luis Suárez, cuya sanción de la FIFA finalizará el 24 de octubre, en la víspera del Real Madrid-Barcelona en el Santiago Bernabéu, declaró que tiene ganas de vivir el Clásico español, en una entrevista publicada este martes por su club.

"Tengo muchas ganas de vivir esta experiencia. Nunca se sabe, pero soy de los que piensan que las cosas pasan por algo y que si con los 19 equipos que hay, justo tengo que volver contra el Real Madrid en el Bernabéu, por algo será", señaló.

Suárez fue expulsado del Mundial de Brasil por morder al italiano Giorgio Chiellini y la FIFA le sancionó con cuatro meses sin actividad oficial con su club, sanción que finalizará en la víspera del Clásico español, que podría suponer el debut oficial de Suárez con su nuevo club, después de ser traspasado el pasado verano por el Liverpool por 81 millones de euros (más de 102 millones de dólares).

publicidad

"El hecho de aceptar que cometes un error es bueno, y es lo que hice. Me demoré unos días porque hay que entender que uno es humano y a veces cuesta aceptar la realidad. Me costaba entender y darme cuenta de lo que había hecho. Aquellos días no quería saber nada de nada, sólo quería estar con mi mujer y mis hijos", dijo Suárez sobre su acción.

El delantero de la Celeste demostró que no ha perdido el olfato goleador al marcar dos tantos en la victoria 3-0 de su selección ante Omán, en un amistoso disputado en Al Buraimi el lunes.

Suárez reconoce que lo ha pasado mal viendo a sus compañeros: "Los últimos partidos he notado cómo crece la ansiedad de querer jugar y de querer ayudar, de por lo menos estar a disposición del entrenador. Lo que me toca ahora es animarles, estar a su lado y esperar, porque ya no queda nada. Se pasa mal por la impotencia de no poder ayudar".

El delantero, que se unirá al argentino Lionel Messi y al brasileño Neymar en uno de los ataques más poderosos del mundo, relató a la revista Barça cómo fue su proceso de preparación en solitario, antes de que el Tribunal Arbitral del Deporte le permitiera el 14 de agosto entrenarse con eel resto del equipo.

"Estaba en un gimnasio con un preparador físico. La mentalidad era la de trabajar duro para que cuando me tocara entrenar con los compañeros pudiera estar a su nivel", señaló el 'Pistolero'.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad