publicidad

Calificamos al Real Madrid en su derrota 4-0 ante Barcelona logo-deporte... Calificamos al Real Madrid en su derrota 4-0 ante Barcelona logo-deporte...

La Liga

Cristiano Ronaldo

Calificamos al Real Madrid en su derrota 4-0 ante Barcelona

Calificamos al Real Madrid en su derrota 4-0 ante Barcelona

Así jugó el Real Madrid en su derrota 0-4 ante Barcelona

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo

 Así jugó el Real Madrid en su derrota 0-4 ante Barcelona:

Keylor Navas (5): primer día que no fue 'el santo' en el Santiago Bernabéu. Sus compañeros cedieron las mismas ocasiones al Barcelona que a otros rivales, pero esta vez las aprovecharon y Keylor poco pudo hacer. Recibió sus primeros goles de la temporada de local y nada pudo hacer en los dos tantos de Luis Suárez y en los de Neymar e Iniesta. Realizó una buena intervención por cada mitad, la más vistosa una mano arriba a una falta de Neymar.

Danilo (1): ni defendió ni atacó, dio pases a la grada con un compañero a metros, solo frenó con faltas a Neymar. A Danilo le superó el Clásico. Recibió silbidos de la afición madridista que recordó también su mala actuación en el Sánchez Pizjuán. La segunda parte la tuvo que jugar de lateral izquierdo por la lesión de Marcelo.

Varane (4): fiel reflejo de la impotencia en el peor partido que se recuerda del Real Madrid en defensa en mucho tiempo. Su rapidez le hizo salvar algunas acciones de ataque del Barcelona y se empleó con dureza con Luis Suárez en alguna acción mostrando orgullo. Estuvo fallón en la salida de balón. Dentro de la mala imagen de la zaga fue el único que se salvó de la quema.

Sergio Ramos (1): su esfuerzo por el equipo al infiltrarse el hombro izquierdo y jugar lesionado fue contraproducente. Realizó el peor partido que se le puede recordar, fuera de lugar desde el inicio del partido con una patada desmedida a Luis Suárez nada más arrancar. Falló en el primer gol, al salir a por el balón y dejar libre de marca a Luis Suárez. Tiró mal el fuera de juego en el segundo. Tuvo imprecisiones con el balón. Tras otra patada fea a Alves recibió una amarilla por llegar tarde con Sergi Roberto. En esta ocasión su heroico esfuerzo no tuvo recompensa. Jugó mermado y su equipo lo acusó.

publicidad

Marcelo (3): regresaba al equipo titular tras lesión y demostró que estaba corto de ritmo. Fue menos Marcelo en ataque, no se vio salvo en una acción nada más iniciarse el segundo tiempo, el factor sorpresa. Estrelló en esta ocasión su disparo en el lateral de la red tras una brillante acción. Se centró en intentar defender y salvó bajo palos el que habría sido el tercer tanto al borde del descanso. Se fue lesionado a los 59 minutos tras hacer un gran esfuerzo.

Kroos (4): su situación en el 4-3-3 por el que apostó Rafa Benítez era tan complicada que tenía imposible brillar. Sin ayuda defensiva de los tres jugadores de arriba, siempre en inferioridad ante el rival, con muchos metros que cubrir. Kroos dejó un gran esfuerzo, fue incluso el que por momentos intentó iniciar la presión arriba, pero no pudo dar más. Intentó poner criterio con el balón sin ayudas.

Modric (3): víctima de la falta de movilidad del equipo, Modric no pudo aportar lo que suele al Real Madrid. No desequilibró entre líneas ni nutrió a los tres de arriba de balones. Una perdida suya, sin opciones de pase y ante la presión de Luis Suárez, provocó el segundo tanto en contra. Tampoco fue su día.

James (5): cuando se esperaba su suplencia tras jugar dos partidos enteros con Colombia recién recuperado de su larga lesión, fue la sorpresa del once de Benítez y el jugador más activo por el bando madridista. Amonestado a los 23 minutos por una zancadilla a Neymar, fue el que más probó a Bravo. De la nada saco un disparo, el primero peligroso en el minuto 28 y de nuevo hizo lucirse al portero chileno a los 49. Dejó su sitio en el campo a los 55 minutos.

publicidad

Cristiano Ronaldo (3): su cara reflejaba la tarde negra para el madridismo. A Cristiano solo le quedó el orgullo porque fútbol no tuvo para echarse a su equipo a las espaldas y liderar una remontada en el Clásico. Fue el mejor de la BBC. Dejó un autopase pegado a la derecha que con su centro potente generó peligro en el primer acto. Se libró de la amarilla tras golpear a Alves a la media hora y falló la más clara, un duelo con Bravo, que salvó el chileno con una mano salvadora a los 68 minutos. No pudo explotar su disparo lejano, no tuvo faltas para lanzar ni centros para rematar.

Bale (1): totalmente desaparecido no encontró su sitio en ningún momento del partido. Lo intentó por el centro y dejándose caer a la derecha pero nunca explotó su velocidad, no desequilibró. Tan sólo encontró con un buen pase a Cristiano cuando el duelo estaba ya más que sentenciado. Se dejó todo en sus intentos pero con mucho desacierto. Su presión fue individual, corriendo sin cabeza. El juego en equipo nulo. Sus disparos a puerta acciones individuales que no crearon ningún peligro.

Benzema (1): se esperaba su reaparición en la segunda parte, pendiente de su estado físico tras una lesión de mes y medio y de su estado anímico, después de verse envuelto en un escabroso asunto. Estuvo lento en sus acciones, lejos de su verdadera imagen. Perdonó a los 7 minutos un error de Piqué que pudo costar caro al Barça y a los 38, con todo para marcar, chutó al aire un centro de Modric en el segundo palo. En el segundo acto dejó un testarazo y más intentos sin éxito. Su juego asociativo no se vio, ni su presencia mejoró a ninguno de sus compañeros.

publicidad

Isco (4): de los pocos jugadores que tiró de orgullo cuando peor se pusieron las cosas para el Real Madrid, picado por su suplencia. Lanzó carreras en la banda derecha que generaron las pocas acciones de peligro blancas en rápidas transiciones. Pero acabó plasmando su frustración con una acción injustificable. Se le fue la cabeza con una patada por detrás a Neymar, que había dado una de tacón y pisaba el balón con un marcador doloroso, por la que recibió la roja directa. Se marchó entre aplausos de la afición madridista. El único ovacionado en su salida.

Carvajal (3): se espera su regreso como titular pero inició de suplente y saltó al campo para sustituir a Marcelo a los 59 minutos. Todo estaba sentenciado y la papeleta no era fácil, con un equipo roto que buscaba un tanto y daba muchas facilidades en defensa. Jugó en banda derecha e intentó ayudar. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad