publicidad
.

Benzema podría ocupar el lugar de Ribery tras su lesión

Benzema podría ocupar el lugar de Ribery tras su lesión

Con la baja de Franck Ribery para el Mundial de Brasil-2014, Karim Benzema deberá ahora asumir un papel de jefe técnico poco habitual en él.

.
.

Francia.- Con la baja de Franck Ribery para el Mundial de Brasil-2014, Karim Benzema, que volverá a jugar con Francia el domingo ante Jamaica, deberá ahora asumir un papel de jefe técnico poco habitual en él.

Tras el golpe que supuso para los pupilos de Didier Deschamps la baja de "Francky", el delantero del Real Madrid, ya respuesto de sus problemas en los aductores de la pierna izquierda, es el salvavidas al que se agarra la selección francesa.

Tras su mejor temporada defendiendo la elástica del Real Madrid, en la que fue campeón de Europa y marcó 24 goles contando todas las competiciones, Benzema, de 26 años, sabía que los focos se volverían hacia él en su primera experiencia mundialista.

"He progresado. He recibido críticas, buenas y malas. Soy de los más veteranos en el equipo de Francia y debo dar ejemplo. Puedo aportar mi experiencia", declaró el 30 de mayo en Clairefontaine el delantero blanco, que ha marcado 19 goles en las 65 ocasiones en que ha sido internacional.

publicidad

Pero, el contexto ha cambiado radicalmente con la baja de su compañero Franck Ribéry y ahora se encuentra en primera línea, siendo el único en poder llevar la incómoda marca de "crack", a la espera de que Paul Pogba, destinado a formar parte algún día de este restringido círculo, se una a él y comparta el peso de la selección francesa.

Hasta ahora, las fases finales de campeonatos no han sido el fuerte de Benzema. En las Eurocopas de 2008 y 2012 no vio puerta y en 2010, el seleccionador francés Raymond Domenech no lo convocó.

No parece que el delantero tenga que lamentar no haber ido a Sudáfrica, tras el escándalo y la mala imagen dada por los Bleus en Knysna, pero en Brasil tendrá que asumir sus responsabilidades.

Internacional con 19 años en 2007, este superdotado estaba destinado a detentar un día las llaves de la casa azul, aunque hacía falta que asumiera su rol y que también borrara el poco acertado apodo de "gato" con que lo designó José Mourinho en el Real Madrid, debido a su incapacidad para convertirse en un "matador" tanto ante la portería como en el vestuario.

Pero, esa época ya pasó y ahora ya forma parte con todo derecho de la famosa "BBC" del Real Madrid con Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

La llegada de Carlo Ancelotti al Real Madrid en el verano de 2013 y el peso cada vez mayor de Zinédine Zidane en el equipo técnico merengue fueron clave para esta metamorfosis, que le permite jugar liberado de cualquier presión y no ser juzgado sólo por sus números.

publicidad

Una cierta incomprensión ha perseguido siempre a este delantero, que tiene una finura técnica innegable pero no está hecho para mantenerse inmóvil en el área.

A Benzema le gusta desmarcarse, participar en la construcción de la jugada y, por ello, no debe ser juzgado sólo por sus estadísticas, a la postre bastante regulares para un delantero centro de su categoría (solamente en la temporada 2011-2012 pudo marcar más de 20 goles en la Liga).

Sus 1.222 minutos sin marcar con la selección francesa (del 5 de junio de 2012 al 11 de octubre de 2013) también erosionaron seriamente su estatus.

Pero el cambio ha terminado por llegar y "Benz" ha podido rechazar la amenaza que representaba la competencia de Olivier Giroud.

El lunes, viajará a Brasil como un auténtico número uno en ataque, y más tras la desgracia de Ribery.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad