publicidad
Oribe Peralta

Oribe 'Cepillo' Peralta: "Venimos a vencer"

Oribe 'Cepillo' Peralta: "Venimos a vencer"

Oribe 'Cepillo' Peralta cuenta ocho partidos consecutivos sin ver puerta, racha que espera romper para llevar lejos al América en el Mundial de Clubes de Japón 2015.

Oribe Peralta
Oribe Peralta

JAPÓN.- Acostumbrado a vivir del gol, el internacional mexicano Oribe 'Cepillo' Peralta cuenta ocho partidos consecutivos sin ver puerta, racha que espera romper para llevar lejos al América en el Mundial de Clubes de Japón 2015.


Con 1 tanto en 12 partidos, el ariete vive sus peores días con el América, al que se unió en 2014 tras una gran trayectoria con el Santos.

El miércoles llegó a Osaka junto con el resto de la expedición del gigante mexicano. En la ciudad japonesa se enfrentará el domingo en cuartos de final al Guangzhou Evergrande, campeón asiático.

Si consiguen pasar esta eliminatoria, espera el Barcelona en semifinales. "Estamos listos. Este Mundial es un reto muy importante para mí. Tenemos que ser inteligentes y demostrar por qué estamos aquí", señaló Peralta a la página web de la FIFA nada más aterrizar. 

"Venimos a vencer. La meta del equipo es ser campeón", añadió.

Lo cierto es que Los Aguilas no viven tampoco su mejor momento. El pasado fin de semana fueron eliminados por Pumas en semifinales del torneo Apertura a pesar de ganar 3-1 en la vuelta, tras haber perdido 3-0 en la ida.
Destacado en la prensa japonesa como gran estrella del América, a la crisis goleadora de Peralta se le han sumado las acusaciones en las últimas horas del portero de Pumas Alejandro Palacios.

- Encontronazo con Palacios -

publicidad

"En ningún momento he sido desleal con ningún compañero, mucho menos con él, y es la segunda vez que él llega de manera dolosa a quererme lastimar", señaló el arquero a los medios mexicanos sobre una acción del partido de vuelta de semifinales.

"No tenía porque llegarme, ya tenía el balón en mi manos, él iba a llegar a destiempo, como la primera vez. Me costó muchísimo trabajo el quedar fuera seis meses, perdí mucho, me costó trabajo la rehabilitación", añadió sobre una acción, en noviembre de 2014, en la que también estuvo involucrado el delantero y que le supuso perderse el Clausura 2015 completo.

A Peralta, un goleador de raza que cuenta 31 años, el reconocimiento le llegó después de casi una década militando en diferentes clubes del fútbol mexicano.

A diferencias de los prodigios juveniles aztecas Chicharito Hernández, Carlos Vela, o Giovani Dos Santos, reclutados muy pronto por grandes clubes del fútbol europeo, Peralta se ganó el cariño de los mexicanos a fuerza de entrega.

Alcanzó la cima el 7 de agosto de 2012, cuando marcó el gol más rápido en la final de unos Juegos, en el histórico partido en el que México ganó el oro derrotando a la selección brasileña liderada por Neymar. Luego también se encargó de hacer el 2-0.

publicidad

Dos años después sentó en el banquillo al 'Chicharito' y fue titular en el Mundial 2014, en el que México dejó una gran imagen, cayendo únicamente ante Holanda en octavos de final en un partido agónico.

Ahora lejos de aquellas actuaciones, el delantero "bien tozudo" que enamoró a la hinchada mexicana espera resucitar con una gesta en Japón.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad