publicidad
Balon

Extorsiones tocan el fútbol salvadoreño y hacen huir al jugador Cristian Esnal

Extorsiones tocan el fútbol salvadoreño y hacen huir al jugador Cristian Esnal

La extorsión, delito típico de las pandillas, ha tocado el fútbol de El Salvador como demuestra la intempestiva salida del país del jugador.

Balon
Balon

SAN SALVADOR, El Salvador - La extorsión, delito típico de las pandillas, ha tocado el fútbol de El Salvador como demuestra la intempestiva salida del país del jugador salvadoreño de ascendencia uruguaya Cristian Esnal, junto a su familia.

Esnal, que era defensa central del UES (Universidad de El Salvador), literalmente huyó hace más de una semana a Uruguay, país de sus padres, desde donde anunció a la prensa deportiva salvadoreña que se había ido atemorizado por desconocidos que le extorsionaban.

Indicó que mediante llamadas y mensajes de texto a su teléfono móvil los desconocidos le exigían, desde el lunes 14 de octubre, 2.000 dólares en 48 horas, bajo la amenaza de dañar a su familia si no los pagaba.

publicidad

El futbolista explicó que viajó hacia Uruguay junto a su madre, su esposa y sus dos hijos el 18 de octubre con la ayuda de la embajada de ese país en El Salvador, gracias a su doble nacionalidad.

Esnal, de 27 años y nacido en El Salvador, dijo que había planteado su problema a directivos del UES, de la primera división salvadoreña, pero que no le ayudaron.

El equipo atraviesa por una crisis económica por falta de presupuesto en la Universidad estatal, que ha afectado los salarios de los jugadores, según la prensa deportiva.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, y el fiscal general, Luis Martínez, declararon por separado a los periodistas que desconocían el caso del futbolista.

Perdomo precisó que Esnal no hizo la denuncia ante la Policía Nacional Civil (PNC).

Una fuente de la Fiscalía General de la República dijo a Efe que no podía confirmar si el jugador llevó su caso a esa institución porque, argumentó, es algo "privado, salvo cuando los denunciantes lo hacen público".

Martínez instó a "toda persona que se sienta amenazada o extorsionada a que se acerque a la Fiscalía a presentar las denuncias" y sostuvo que "en los casos de extorsiones que son judicializados prácticamente hay un 95 % de efectividad".

Los extorsionadores "querían que les diera 2.000 dólares" y "hasta me dijeron dónde estudiaban mis hijos", relató Esnal desde Montevideo a El Diario de Hoy de El Salvador.

publicidad

Para poder abandonar El Salvador con su familia le ayudó "la gente de la embajada de Uruguay". "Nos ayudaron con el pasaje para viajar hasta Uruguay", refirió.

"El lunes (14 de octubre) comenzaron estas llamadas donde me exigían 2.000 dólares, y antes que nada yo prefiero la protección de mi familia", por lo que "decidimos salir del país", puntualizó Esnal en declaraciones a La Prensa Gráfica.

Agregó que espera enrolarse pronto en algún equipo del fútbol uruguayo, donde ya jugó para el Rentistas y el Montevideo Wanderers.

En El Salvador, Esnal jugó con el Chalatenango, el Águila, el Dragón, el Juventud Independiente y el UES, además de integrar la selección nacional en varias ocasiones.

Una "tregua" entre las principales pandillas salvadoreñas, la Mara Salvatrucha (MS) y la Mara 18 (M-18), ha disminuido los homicidios y otros delitos cometidos por esos grupos desde marzo de 2012, según las autoridades salvadoreñas.

Sin embargo, desde empresarios hasta ciudadanos comunes siguen quejándose de que las extorsiones -exigencia de dinero a cambio de no hacer daño- persisten en todo el país a pesar de lo que indican las estadísticas oficiales.

Las extorsiones han bajado de 2.337 a 2.193 entre el 1 de enero y el 15 de octubre de este año en relación con igual período de 2012, lo que supone 144 casos menos, el 6,2 %, según un informe de la PNC.

publicidad

Los homicidios han disminuido en un 12,8 % entre dichos períodos, de 2.171 a 1.893 (278 menos), señaló el reporte.

En general, la "tregua" entre la MS y la M-18, consistente en que sus miembros no se maten entre sí, ha bajado los homicidios en alrededor del 52% desde marzo de 2012, según el Gobierno, que sostiene que no negoció dicho pacto, sino que es su "facilitador".

Perdomo aseguró que en este año, de 262 municipios, hay "65 municipios que han tenido cero homicidios versus el año pasado", cuando "había 55 con cero homicidios".

El fiscal general reiteró su calificativo de "tregua hipócrita" porque, entre otros beneficios para las pandillas, les ha permitido aumentar y endurecer sus controles en zonas residenciales.

"Permanentemente recibo gente" que plantea sus problemas con las pandillas y "conmueven las situaciones que ellos denuncian", comentó Martínez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad